Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de algo más de un siglo, en concreto 110 años de calma relativa, el volcán Momotombo entró de nuevo en erupción el pasado 2 de diciembre, con una actividad de tipo explosivo lanzando al aire ingentes cantidades de gases, cenizas y material incandescente, que ha alcanzado una altura de ocho mil metros, informa el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Se ha fijado una zona de seguridad de seis kilómetros en torno al coloso que se eleva a 1.297 metros de altura sobre el nivel del mar. El volcán está situado en el extremo norte del lago de Managua, a unos cincuenta kilómetros al noroeste de la capital del país. La última erupción data de 1905. Tiene un cono perfecto que el poeta nacional Rubén Darío denominó “ronco y sonoro” y en 1610 obligó al traslado de la ciudad de León.

Espectacular imagen nocturna del derrame de lava del volcán Momotombo

Foto: @twitter

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La señal de tremor en el volcán San Cristóbal ha aumentado considerablemente en las últimas horas, aunque las emanaciones de gases y cenizas han disminuido, señalan los técnicos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter). Así se encuentra el gigante centroamericano desde la madrugada de ayer y en actividades desde finales del mes pasado, informan los medios informativos del citado país.

Brigadistas nicaragüenses y salvadoreños vigilan la evolución del volcán y han reportado expulsión de rocas y bombas incandescentes, que brotan de la boca y caen por la ladera. Los observadores han indicado que tres de las cinco fumarolas localizadas en la pared sur interna del cráter se han cerrado, mientras la dos restantes mantienen sus emisiones.

Las autoridades siguen muy de cerca la evolución del volcán San Cristóbal

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de las impresionantes explosiones del volcán San Cristóbal se ha reducido la actividad eruptiva aunque se mantiene la actividad sísmica de baja intensidad y la expulsión de gases y cenizas, que se eleva a 300 metros sobre el cráter, informa el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

El volcán San Cristóbal se levanta a 1.745 metros sobre el nivel del mar y está situado en el departamento de Chinandega, a 132 kilómetros al noroeste de Managua, la capital del día. Está considerado entre los más activos de la región y su última erupción de importancia aconteció en 2006. Durante el proceso actual, las autoridades han decretado el nivel de alerta amarillo.

Apariencia del volcán Telica en las últimas horas

Otro vecino, llamado volcán Telica, localizado en el departamento de León, a unos 90 kilómetros al noroeste de Managua, expulsa gases y vapor de agua, elevando una columna de unos 200 metros de altura sobre la boca del cráter. Dicen las crónicas de la prensa nicaragüense que en el interior del volcán se escucha un sonido “tipo jet” y se aprecian dos fumarolas de importancia, con una temperatura que supera los 300º. En este caso, el nivel de alerta es verde.

Del volcán Telica, que se levanta a 1.061 metros sobre el nivel del mar, existen datos de erupciones desde 1527. La más violenta del siglo XX se produjo en 1948. Desde entonces el volcán expulsa cenizas y gases y “ruge” con frecuencia. Los habitantes de las comunidades aledañas de La Quemada, Los Patos y Palo de Lapa, han observado columna de gases de color rojiza, y también sentido sismos de pequeña intensidad en los últimos días.

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Unos tres mil habitantes de nueve comunidades de las faldas del volcán San Cristóbal han sido desalojados de sus hogares siguiendo las indicaciones de las autoridades de Nicaragua, con el apoyo de fuerzas militares, informan los medios digitales del citado país centroamericano, después de que ayer se produjeran tres fuertes explosiones en el cráter.

El citado volcán, localizado a unos 140 kilómetros al noroeste de Managua y en actividad conocida desde 1520, comenzó a vomitar gases y cenizas que alcanzaron una altura de unos cuatro mil metros. El director del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Javier Mejía, informó que el “observatorio que tenemos al pie del volcán nos muestra una actividad fuerte, no descartamos nada, pero llamamos a la calma”.

La columna de gases y cenizas del volcán San Cristóbal se eleva a 4.000 metros

Se estima que las cenizas pueden afectar a unos veinte mil habitantes localizados en el área de influencia del volcán, que se levanta a 1.745 metros sobre el nivel del mar. Hace una semana que Nicaragua está en alerta después del terremoto registrado el pasado miércoles en Costa Rica. Desde entonces se han registrado movimientos sísmicos, alcanzando 17 en tres horas en el lago Xolotlán, a orillas de la capital nicaragüense.