Juan Carlos Díaz Lorenzo

El Gobierno de Ecuador mantiene el estado de excepción, decretado el pasado 15 de agosto, en relación al proceso eruptivo del volcán Cotopaxi. En su último informe especial, el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional considera un escenario probable una pequeña erupción, con explosiones, salida de magma a la superficie del cráter y la presencia de incandescencia. El documento detalla que esa actividad puede parecerse a una erupción del volcán Tungurahua registrada en marzo de 2013.

El Instituto Geofísico considera “imposible pensar” que el volcán entre en una fase de aparente tranquilidad. La población cercana, amenazada por lahares o emisiones de ceniza, debe estar en alerta y pendiente de los planes de contingencia. La información sobre la actividad del volcán es importante y los técnicos del Instituto Geofísico tienen libertad para explicar directamente lo que suceda en relación con el volcán Cotopaxi, después de que haya finalizado la censura previa.

El volcán Cotopaxi sigue activo y es previsible una próxima erupción menor

Foto: Instituto Geofísico de Ecuador

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Tres posibles escenarios contemplan los técnicos ecuatorianos que siguen la actividad del volcán Cotopaxi, en los próximos días o semanas, en función de que se produzca un ascenso del magma. Un informe especial del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional de Ecuador, hecho público el pasado 17 de septiembre, señala que el primer escenario es el más probable: el ascenso del magma de la cámara magmática al reservorio del volcán, por lo que podría producirse una subida lenta, estimándose, en ese caso, un plazo aproximado de tres meses. Dicha posibilidad se asociada a lo sucedido en marzo de 2013 en el volcán Tungurahua, en que se produjeron emisiones permanentes de gases, ceniza y materiales rocosos incandescentes.

El segundo escenario se considera el menos probable y se plantea el ascenso de magma en “volúmenes mayores y a una mayor velocidad”. Las altas presiones internas abrirán violentamente el conducto volcánico y se producirían erupciones (Cotopaxi junio 1877, Reventador noviembre 2002, Tungurahua agosto 2006). Estarán acompañadas de flujos piroclásticos en todos los flancos dado el carácter central del cráter. En función del amaño de los episodios eruptivos se producen o no más lahares aunque de volúmenes y caudales mucho menores que el evento principal.

Imagen térmica de la actividad del volcán Cotopaxi

En el tercer escenario no se descarta una disminución de la actividad eruptiva en el caso de que la nueva intrusión de magma no ascienda a zonas superficiales. En este informe se explica que se ha detectado un aumento de la presión interna del volcán desde el 10 de septiembre, en que se ha producido un incremento de la cantidad de sismos volcano-tectónicos, los cuales se producen cuando hay una fractura o ruptura de la roca interior del Cotopaxi. De ahí la existencia de una deformación del edificio volcánico, posiblemente relacionados con “una nueva intrusión de magma en profundidad o a un aumento de la presión en el reservorio magmático”.

Foto: Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional de Ecuador

Cotopaxi, dos días en calma

septiembre 2, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Cotopaxi lleva dos días en calma. No hay emanaciones considerables de cenizas, aunque mantiene las de vapor de agua y gases. El registro del tremor es más corto, explican los científicos del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional. Todo parece indicar que el coloso ecuatoriano ha entrado en un compás de espera, lo que no significa que la erupción haya terminado. Digamos, más bien, que se ha tomado un descanso en su quehacer telúrico.

El volcán ha tomado cuerpo desde el pasado 22 de agosto, fecha en la que comenzó la salida continua de ceniza y gases y así se mantuvo hasta el domingo 30 de agosto. Ello era consecuencia de las presiones internas. Hasta el momento no se detectado incandescencia en el cráter, aunque sí un sensible aumento de la temperatura en los flancos superficiales del cono, como el monitoreo realizado el 26 de agosto. Hasta el momento la magnitud más alta registrada ha sido un sismo de 3.4 grados, registrado el 25 de agosto.

El volcán Cotopaxi es uno de los más activos de la cordillera de los Andes

Foto: Reuters

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las autoridades ecuatorianas mantienen la alerta amarilla ante la situación en la que se encuentra el volcán Cotopaxi, que entre ayer y hoy viene registrando emisiones continuas de vapor “con carga media y moderada de ceniza, que se ha dirigido entre el occidente y nororiente del volcán. Estas emisiones han alcanzado una altura de unos dos kilómetros de altura sobre el nivel del cráter”, informa el Ministerio Coordinador de Seguridad.

La caída de ceniza se ha hecho más pronunciada en Cotopaxi, cantón Sigchos; cantón Latacunga, en las parroquias Toacaso, San Juan de Pastocalle y Mulaló; cantón Mejía,  en las parroquias de El Chaupi, Aloasí, Machachi y sur de Aloag; Distrito Metropolitano de Quito (DMQ), en las parroquias Pintag, parte de Uyumbicho y Tambillo, informa el último boletín emitido. El volcán Cotopaxi se eleva a 5.897 metros sobre el nivel del mar y desde mediados de agosto viene experimentado un incremento considerable de su actividad.

En las últimas horas se registra una mayor actividad en el volcán Cotopaxi

Foto: eluniverso.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Ecuador vive pendiente del volcán Cotopaxi, que está registrando una actividad inusual con la emisión de ingentes cantidades de cenizas y flujos piroclásticos, lo que ha llevado al presidente de la República, Rafael Correa, a la declaración, ayer, del estado de excepción en todo el país. Se ha dispuesto, asimismo, que las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional enfrenten esta situación de acuerdo con las necesidades que determinen el Ministerio de Defensa y el Ministerio Coordinador de Seguridad, en cuanto a evacuación y protección, informa la prensa ecuatoriana.

Con la finalidad de “garantizar la seguridad ciudadana”, se ha decretado “la censura previa en la información que respecto al proceso eruptivo del volcán Cotopaxi emitan los medios de comunicación social”. Por tanto, si no es información oficial, queda “prohibida la difusión de información no autorizada por cualquier medio de comunicación social, ya sea público o privado o ya sea por redes sociales”. El volcán Cotopaxi es uno de los más activos del mundo y está situado en un área en la que existen nueve volcanes: Cayambe, Reventador, Pichincha, Antisana, Illiniza, Quilotóa, Chimborazo y Tungurahua.

La actividad del volcán Cotopqaxi ha puesto en alerta a Ecuador

Foto: teleradioamerica.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Wolf, situado en la isla Isabela (Galápagos) entró en erupción el pasado lunes. El primer reporte visual de la actividad volcánica procede de los pasajeros de un crucero de turismo que navegaba por la zona. El Parque Nacional que tutela la región ha informado que existe riesgo de que la lava alcance Puerto Villamil, aunque parece que no hay peligro para la única población de iguanas rosadas del mundo.

El volcán, que se eleva a 1.700 m sobre el nivel del mar, es el mayor del archipiélago de Galápagos y ha despertado después de un sueño de 33 años. La zona donde se encuentra no está habitada, por lo que los riegos parecen mínimos. Se ha advertido de la situación a los operadores de buceo y a los navegantes que transitan por la zona, aunque las luminarias son espectaculares.

El volcán Wolf, visto desde un buque de turismo que navega por la zona

Foto: vía AVCAN

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Tungurahua mantiene desde finales de julio una actividad que oscila entre moderada y alta, con el registro de explosiones cada media hora, algunas de ellas acompañadas de fuertes ruidos “como cañonazos y otras sin señales sonoras, con frecuentes emisiones de gases y cenizas”, que han formado columnas de tres kilómetros de altura, dirigidas hacia el oeste por la acción del viento, informa el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional de Ecuador, con sede en Quito.

Los poblados cercanos al área de influencia del volcán –Mocha, Tisaleo, Chonglontus, Bilbao y El Manzano– se han visto especialmente afectados por la caída de cenizas, los retumbos subterráneos y los bramidos de sus exhalaciones. El volcán Tunguragua, situado a 180 kilómetros de la capital ecuatoriana, se eleva a 5.016 m de altura sobre el nivel del mar y es uno de los más activos de la zona. Se encuentra en actividad desde 1999 e intercala periodos de gran actividad con otros de calma relativa.

Desde finales de julio, el volcán Tunguragua registra una actividad constante

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Reventador se encuentra desde ayer en una nueva fase eruptiva, informa el Instituto de Geofísica de la Escuela Politécnica Nacional (EPN) de Ecuador, en la que, además de movimientos sísmicos, lanza cenizas de manera constante. Se ha observando el descenso de pequeños flujos piroclásticos por los flancos oriental, sudeste y sur, que bajaron al menos unos 500 metros desde el cráter.

Durante la noche, los bloques incandescentes son perfectamente visibles y se estima que en el interior del cráter se ha formado un nuevo domo, que está alimentando la salida de magma. Los técnicos estiman como escenario más probable que este nuevo episodio se mantenga así durante un tiempo y muestran su preocupación por la aparición de lahares (flujos de lodos) caso de que lleva de manera torrencial.

El volcán Reventador está desde ayer en una nueva fase eruptiva

Foto: G. Taipe / IGP / volcanodiscovery.com

Tungurahua en erupción

abril 5, 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Tugurahua registró en las últimas horas una formidable explosión y una reactivación de unos cinco minutos de duración, en la que se levantó una pluma de cenizas de unos diez kilómetros y lanzó flujos piroclásticos que cayeron por los flancos noroccidental y norte, informa la prensa ecuatoriana.

Se han registrado sucesivos tremores de menor intensidad y explosiones moderadas, El espectáculo es extraordinario, aunque la caída de trozos de lava fragmentada y cenizas ha causado algunos daños en los poblados de Bilbao, Cusúa y Píllaro. El volcán se eleva 5.016 metros de altura sobre el nivel del mar y está situado a unos 180 kilómetros al norte de Quito.

La pluma del volcán Tungurahua alcanzó unos 10 kilómetros de altura

Foto: AP

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Tungurahua, que en lengua quechua significa “garganta de fuego”, está en erupción desde el pasado fin de semana y hoy continúa con explosiones y vomitando columnas de cenizas ardientes, de modo que las autoridades competentes han decretado la alerta naranja y la situación de emergencia en zonas de alto riesgo, en las provincias de Tungurahua y Chimborazo.

El volcán, situado a 130 kilómetros al sur de Quito (Ecuador), está en erupción desde 1999, con fases de mayor actividad y otras de aparente calma. Las explosiones “suenan como cañonazos fuertes” y son escuchadas a varios kilómetros de distancia, mientras las cenizas cubren extensas zonas de poblaciones y cultivos. La actividad sísmica también es considerable y hasta el momento no se ha informado sobre víctimas y otros daños materiales. 

El volcán Tunguragua está en una fase explosiva y deja imágenes bellas

Foto: Patrick Taschler