Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Nevados de Chillán registró ayer un nuevo episodio de expulsión de gases y cenizas, en el que ha sido el más importante de los producidos en las dos últimas semanas. Se considera, por tanto, zona de alto riesgo en su situación actual, por lo que el semáforo se mantiene en la misma posición (nivel amarillo) y un área de seguridad de dos kilómetros alrededor de los cráteres activos.

El Observatorio Volcanológico de Los Andes del Sur (Ovdas) del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), mediante su informe de actividad volcánica, se refiere a ”explosiones freáticas”. Nevados de Chillán es un edificio formado por tres volcanes situados en la cordillera de los Andes, en la región del Bio-Bío chileno, próximo a la frontera con Argentina. Son numerosos los episodios eruptivos registrados desde 1861.

Desde 1861 hay constancia de erupciones en el volcán Nevados de Chillán

Foto: @twitter

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el transcurso de un vuelo, personal técnico del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) reconoció la existencia de un nuevo cráter en el edificio  volcánico Nevados de Chillán, en los Andes de Chile. Se trata de una nueva boca de erupción, situada a unos 50 metros del cráter del volcán Arrau, se habría formado a raíz de las “sucesivas explosiones freáticas registradas durante los últimos días”.

El nuevo cráter tiene un diámetro de 25 a 30 metros y se ubica a una cota similar al formado el pasado 8 de enero, Se han identificado diversos puntos de emisión de gases, ubicados en el flanco oriental del cráter Arrau. La alerta técnica volcánica continúa en nivel amarillo, por lo que se recomienda a la población no acercarse a menos de dos kilómetros de los cráteres activos, informa el Sernageomin.

Panorámica de los cráteres de Nevados de Chillán

Foto: Sernageomin

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el pasado 30 de octubre, el volcán Láscar ha aumentado su actividad hasta el punto de que el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) de Chile ha declarado el nivel amarillo en el semáforo de vigilancia volcánica. Una gran columna de gases y cenizas se elevó a una altura estimada de 2.500 metros y se desplazó en dirección noroeste empujada por los vientos dominantes. La señal sísmica de esta expulsión no resulta preocupante, por el momento.

El volcán Láscar, localizado en la zona de San Pedro de Atacama, región de Antofagasta, es el más activo del norte de Chile y está permanentemente vigilado. Razón por la cual y puesto que los niveles energéticos podrían escalar con rapidez, los científicos advirtieron con prontitud al Sistema de Protección Civil, por si fuera preciso tomar medidas.  Se eleva a 5.592 metros sobre el nivel del mar y se le calcula una antigüedad de unos 250.000 años. Desde el siglo XIX hay constancia de una treintena de erupciones.

Columna de gases y cenizas expulsada el 30 de octubre por el volcán Láscar

Foto: @twitter

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Una banda nubosa residual vinculada a la dispersión de ceniza volcánica (procedente del volcán Calbuco), que implicaría en el cielo un aspecto de cielo brumoso” se aproxima impulsada por los vientos dominantes a Uruguay, informa el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet). Según explica este organismo oficial, “no se prevé que por el momento afecte mayormente la visibilidad horizontal y tampoco la ocurrencia de precipitación de partículas de origen volcánico en todo el territorio nacional”.

Mientras tanto, en Chile se espera un cuarto paroxismo del volcán Calbuco. El comportamiento de la actividad sísmica durante las últimas horas ha presentado un incremento significativo, representado por el aumento de la tasa de ocurrencia de eventos sísmicos tipo VT y un escalamiento progresivo de los valores de desplazamiento reducido de la señal de tremor volcánico, patrones que fueron observados antes del pulso eruptivo ocurrido el día 30 de abril, lo que sugiere que el sistema volcánico podría evolucionar hacia un nuevo pulso eruptivo en el corto plazo”, informa el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomín).

Los científicos esperan un cuarto episodio eruptivo del volcán Calbuco

Foto: AFP

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los científicos que siguen el curso de la erupción del volcán Calbuco estiman factible que la actividad del coloso chileno pueda mantenerse durante semanas e incluso meses, informa el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin). Hasta el momento mantiene la expulsión de gases y cenizas y la formación de lahares primarios, aunque el mayor temor se concentra en la posibilidad de que se formen domos característicos de este volcán, lo cual implicaría el desarrollo de una mayor energía cuyas consecuencias son imprevisibles.

En las últimas horas se han registrado otros episodios menores. El viento dominante, en dirección sudeste, ayuda al transporte de las cenizas que brotan del cráter, cuya actividad es eminentemente explosiva. Las localidades cercanas e incluso algunas de Argentina se han visto afectadas. No obstante, es factible que pueda producirse una fase efusiva, en la que derrame lava que, en consideración a erupciones anteriores, podrá ser viscosa. De ahí que no se prevean ríos de lava y caso se producirse su desplazamiento será muy lento.

El volcán Calbuco mantiene una actividad netamente explosiva

Foto: AFP

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Calbuco sigue siendo noticia en Chile y en la comunidad científica internacional. Un nuevo paroxismo del coloso de la cordillera andina pone en peligro la región, pues además de los efectos inmediatos de la reactivación eruptiva, se temen los efectos de la lluvia ácida. Y ello es muy posible si cenizas y piroclastos entran en contacto con el agua, pues las previsiones meteorológicas apuntan a que a partir de hoy puedan producirse precipitaciones en la zona, informan técnicos del Sernageomin.

Aunque la erupción tiene una intensidad sísmica inferior a las anteriores, las autoridades mantienen las medidas de seguridad y llaman a la calma a la población de la región, pues no existe, por el momento, una situación de peligro como la suscitada en la primera erupción, en la que la columna de cenizas alcanzó una altura estimada de 17 kilómetros. El perímetro de seguridad es de 20 kilómetros alrededor del cráter y el control ha sido asignado a las Fuerzas Armadas.

El volcán Calbuco está inmerso en su tercer paroxismo

Foto: Reuters

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una formidable erupción del volcán Calbuco ha sorprendido a los habitantes que viven en su área de influencia y ha provocado que las autoridades de Chile hayan decretado la alerta roja máxima, por lo que de amenaza seria tiene para la población de la región, estimada en unas setenta mil personas, cuya evacuación urgente ha sido ordenada con toda rapidez. Hacía 43 años desde su anterior episodio.

La explosión, seguida de una impresionante columna de humo y gases, comenzó a las 17,50 h local de ayer. Por la noche, el espectáculo estuvo acompañado de rayos, mientras un manto de cenizas comienza a cubrir la región. El ministro del Interior, Rodrigo Peñalillo, ordenó que el Cuerpo de Carabineros coordine y ayude en la evacuación, asesorado por los técnicos expertos en vulcanología de la región, informa la prensa chilena.  

Impresionante columna de humo, gases y cenizas que brota del volcán Calbuco

Foto: Reuters

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Puesto que en las últimas horas se ha reducido considerablemente la actividad del volcán Villarrica, tanto en sus registros sísmicos como en las emanaciones más energéticas provenientes del cráter, las autoridades chilenas, a instancias de los técnicos del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), han bajado la alerta del semáforo de vigilancia volcánica a nivel naranja.

Sin embargo, debido a las condiciones de inestabilidad observadas en las laderas del edificio volcánico, el acceso sigue restringido aunque el círculo de exclusión se ha reducido a un radio de cinco kilómetros del cráter. Se incide, especialmente, en vigilar los cauces de los ríos cercanos, debido al deshielo que ha causado la erupción, el crecimiento de los caudales y la formación de lahares.

La actividad en el cráter del volcán Villarrica ha decrecido considerablemente

Foto: latercera.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El derretimiento de la nieve que rodea el volcán Villarrica a consecuencia de su entrada en erupción, ha provocado en las últimas horas la crecida de los ríos y la formación de lahares, informa el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin). Aunque era previsible la posibilidad de un nuevo episodio del coloso chileno, desde que a comienzos del mes de febrero se advirtiera un aumento de su actividad, en la madrugada del pasado martes se produjo una fuerte explosión “que superó el tamaño del volcán” y estuvo acompañada de relámpagos y la expulsión de materiales pìroclásticos.

La erupción ha provocado la evacuación de casi 3.400 personas que viven en las distintas comunas de las regiones de la Araucanía y Los Ríos. Se ha decretado la alerta roja en un radio de diez kilómetros y aunque en las últimas horas la actividad del volcán Villarrica ha ido decreciendo, las autoridades mantienen una estricta vigilancia. Se han tomado medidas preventivas debido a la formación de aluviones y aumento del caudal de los ríos próximos, por lo que se han cerrado al tráfico varias carreteras de la región. Además del Sernagoemin, en el monitoreo del volcán interviene también el Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (OVDAS).

La erupción del volcán Villarrica comenzó de madrugada con un gran estruendo

Foto: Agencia-Uno / AVCAN

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde hace dos días la región en la que se encuentra el volcán Villarrica está en alerta, tras la entrada en erupción del coloso chileno. Un gran estruendo anunció el comienzo del nuevo episodio eruptivo, seguido de una considerable emisión de gases y cenizas a una altura que supera los tres kilómetros. Las autoridades han informado de la evacuación de casi 3.400 personas y se ha establecido el nivel de semáforo rojo en un radio de diez kilómetros.

Han sido evacuadas diversas localidades cercanas al volcán, en las regiones de la Araucanía y Los Ríos. No se han registrado accidentes, los cauces de los ríos no presentan alteraciones y el desalojo se ha hecho con calma. Se trata de zonas de notable afluencia turística, puesto que ahora es verano austral y el volcán se ha convertido en un aliciente de especial dimensión, pese a que está prohibido acercarse a la zona de exclusión. La presidenta de la República, Michelle Bachelet, ha viajado a la región para interesarse personalmente por el curso de los acontecimientos.  

La erupción del volcán Villarrica proporciona imágenes espectaculares

Foto: AP