Juan Carlos Díaz Lorenzo

La posible erupción del volcán Sakurajima, situado a unos 50 kilómetros de la central atómica de Sendai, reactivada esta semana después de dos años de apagón, ha puesto en alerta a las autoridades y a la población japonesa, en su mayoría contraria a la energía nuclear, ante los riesgos que entraña y las secuelas muy presentes del desastre de la central de Fukushima, ocurrido tras el terremoto y el tsunami acaecido en marzo de 2011, que causó daños gravísimos en la región.

Los científicos han elevado a nivel 4 la alerta para el volcán Sakurajima, del que es previsible una erupción de proporciones considerables, de acuerdo con las señales de tremor que se están registrando. Los residentes en las localidades de Arimura y Furusato, situadas en la zona de influencia del gigante japonés, ya han sido advertidos de los riesgos y desde la compañía Kyushu Electric Power, operadora de la central, restan importancia a la actividad del volcán Sakurajima, leemos en ABC.

El volcán Sakurajima es uno de los más activos de Japón

Foto: Martin Rietze

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el pasado domingo, el volcán Sakurajima se encuentra de nuevo en erupción y para demostración de su poder telúrico expulsó una gigantesca nube de cenizas que alcanzó una altura estimada de unos cinco mil metros, según publica la prensa nipona. Dada su cercanía, la ciudad de Kagoshima ha sido la más afectada, pues ha quedado cubierta de cenizas y polvo en suspensión, que ha provocado dificultades respiratorias y problemas de visibilidad.

La reactivación del más activo de los volcanes japoneses, que se eleva a 1.117 metros sobre el nivel del mar, ha estado acompañada del lanzamiento de rocas incandescentes a una distancia de casi dos kilómetros desde la boca del cráter y algunos vertidos de lavas en la falda sureste. Unas horas después, ayer lunes, la actividad se había relajado considerablemente, aunque no se descartan nuevos episodios como el del pasado domingo, que ha sido espectacular.  

Espectacular columna de cenizas expulsada por el volcán Sakurajima

Foto: AFP

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nuestro buen amigo y estimado colega Enrique Getino acierta en plenitud al titular esta foto como “la fragua de Vulcano”. Unos rayos descargan en plena actividad telúrica. La imagen impresiona y es una maravilla. Corresponde al volcán Sakurajima, situado al sureste de Japón, de la que es autor el fotógrafo Martin Rietze y que la Asociación Canaria de Meteorología (ACANMET) ha divulgado en su página de facebook.

El volcán Sakurajima dio origen a un cono exento que en la actualidad está unida a la isla de Kyüshü, próximo a la bahía y ciudad de Kagoshima. La erupción de 1914, de grandes proporciones, arrojó una ingente cantidad de lava que acabó uniéndolo a la península de Osumi. El cráter está formado por tres picos, de los cuales el más alto mide 1.117 m y la superficie ocupa 77 kilómetros cuadrados.

La imagen es de impacto y no tiene truco. Hemos visto otras parecidas

Foto: Martin Rietze / ACANMET