Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Nevados de Chillán registró ayer un nuevo episodio de expulsión de gases y cenizas, en el que ha sido el más importante de los producidos en las dos últimas semanas. Se considera, por tanto, zona de alto riesgo en su situación actual, por lo que el semáforo se mantiene en la misma posición (nivel amarillo) y un área de seguridad de dos kilómetros alrededor de los cráteres activos.

El Observatorio Volcanológico de Los Andes del Sur (Ovdas) del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), mediante su informe de actividad volcánica, se refiere a ”explosiones freáticas”. Nevados de Chillán es un edificio formado por tres volcanes situados en la cordillera de los Andes, en la región del Bio-Bío chileno, próximo a la frontera con Argentina. Son numerosos los episodios eruptivos registrados desde 1861.

Desde 1861 hay constancia de erupciones en el volcán Nevados de Chillán

Foto: @twitter

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el transcurso de un vuelo, personal técnico del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) reconoció la existencia de un nuevo cráter en el edificio  volcánico Nevados de Chillán, en los Andes de Chile. Se trata de una nueva boca de erupción, situada a unos 50 metros del cráter del volcán Arrau, se habría formado a raíz de las “sucesivas explosiones freáticas registradas durante los últimos días”.

El nuevo cráter tiene un diámetro de 25 a 30 metros y se ubica a una cota similar al formado el pasado 8 de enero, Se han identificado diversos puntos de emisión de gases, ubicados en el flanco oriental del cráter Arrau. La alerta técnica volcánica continúa en nivel amarillo, por lo que se recomienda a la población no acercarse a menos de dos kilómetros de los cráteres activos, informa el Sernageomin.

Panorámica de los cráteres de Nevados de Chillán

Foto: Sernageomin