Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Kilauea es el más activo de los cinco que conforman la isla de Hawai. Lo es también a nivel mundial. Es un volcán en escudo, situado a lo largo de la costa sur de la isla, con una edad geológica que oscila entre 300.000 y 600.000 años. Los científicos consideran que emergió del mar hace unos 100.000 años. La cumbre es una caldera y tiene dos zonas de ruptura activas que se extienden 125 kilómetros hacia el este y 35 kilómetros hacia el oeste, formando una línea de falla activa, de profundidad desconocida.

En estos días es de nuevo noticia, por la proporción que adquiere una corriente de lava, que ha arrasado zonas de bosque cercanas. En esta oportunidad, el arroyo de lava ha descendido por la cara este del volcán y ha recorrido un kilómetro en apenas 24 horas. Avanza en dirección a Eden Roc, al este de la isla, donde viven cerca de 450 personas, pero no parece que sea una amenaza para la población. Hace un año causó mayores estragos en varias zonas residenciales situadas en el borde oriental de la isla.

La lava del volcán Kilauea corta una carretera en Hawai

Foto: twitter

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Pitón de la Fournaise está de nuevo en erupción. Es la cuarta en lo que va de año. El pasado lunes, 24 de agosto, comenzó un nuevo episodio fisural, después de que se hubiera registrado un incremento significativo de la actividad desde la madrugada anterior, siendo especialmente notable el número de movimientos sísmicos durante unos cien minutos, “indicativa de una intrusión magmática”, explica Olga Rodríguez en Actualidad Volcánica de Canarias.

En esta oportunidad se ha abierto una fisura de unos dos kilómetros hacia el sur del cono central, produciéndose flujos de lava que se han ramificado favorecidos por la pendiente. Los anteriores episodios de este volcán se produjeron en los meses de febrero, mayo y julio. Las autoridades han elevado la alerta volcánica y está prohibido el acceso a la zona para visitantes y turistas, que en estos días llegan a montones a la isla Reunión, territorio francés de Ultramar.  

El volcán Pitón de la Fournaise está de nuevo en erupción

Foto: Serge Gélabert / vía AVCAN

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Piton de la Fournaise, situado en la isla Reunión, sigue con su actividad y se ha convertido en un notable reclamo turístico. En los últimos días han llegado turistas desde todas partes del mundo, atraídos por la espectacularidad de la erupción. Está situado en un parque nacional, que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aunque había tenido una erupción menor hace unos meses, la actual lleva camino de convertirse en otra más importante, según estimaciones de los científicos.

Puesto que se encuentra en una zona que no está habitada, las fuentes de lava de grandes volúmenes apenas representan peligro y causan daños menores. Al volcán Piton de la Fournaise se le calcula una antigüedad de unos 530.000 años, periodo de tiempo geológico en el que se han ido sucediendo las erupciones superponiéndose al Piton des Neiges, su vecino mayor, orientado en dirección NO. Existen tres calderas, con edades comprendidas entre 250.000, 65.000 y 5.000 años, debido al hundimiento progresivo del volcán hacia el este y numerosos conos piroclásticos en sus interiores y en los flancos exteriores.

El volcán Piton de la Fournaise expulsa lava en cantidades importantes

Foto: Imaz Press Réunion

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Pitón de la Fournaise, situado en la isla de Reunión, territorio francés de ultramar situado en el Oceáno Indico, está de nuevo en erupción. En la mañana de ayer, viernes, brota lava desde el cráter y las autoridades de la isla han puesto en marcha el denominado Plan Volcán ORSEC, que significa erupción en curso. La actividad está localizada en el cráter Faujas, situado al noroeste de Dolomieu.

Precedido por un aumento de la frecuencia e intensidad de movimientos sísmicos, unas horas después comenzó el tremor volcánico y un nuevo episodio eruptivo, que se suma a las más de 150 ocasiones desde el siglo XVII. Este volcán figura entre los más activos del mundo y suele entrar en erupción cada diez meses, aunque el anterior episodio se produjo entre los meses de febrero y marzo de 2015.

Reunión tiene una superficie de 2.512 kilómetros cuadrados y está situada en una zona caliente de la corteza terrestre. El volcán Piton de la Fournaise se eleva a 2.631 m sobre el nivel del mar, aunque le supera en altura otro volcán llamado Piton des Neiges, localizado al noroeste del anterior y elevado a 3.070 metros sobre el nivel del mar.

Avance del frente de lava que sale del cráter Faujas

Foto: Imaz Press Réunion

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El derretimiento de la nieve que rodea el volcán Villarrica a consecuencia de su entrada en erupción, ha provocado en las últimas horas la crecida de los ríos y la formación de lahares, informa el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin). Aunque era previsible la posibilidad de un nuevo episodio del coloso chileno, desde que a comienzos del mes de febrero se advirtiera un aumento de su actividad, en la madrugada del pasado martes se produjo una fuerte explosión “que superó el tamaño del volcán” y estuvo acompañada de relámpagos y la expulsión de materiales pìroclásticos.

La erupción ha provocado la evacuación de casi 3.400 personas que viven en las distintas comunas de las regiones de la Araucanía y Los Ríos. Se ha decretado la alerta roja en un radio de diez kilómetros y aunque en las últimas horas la actividad del volcán Villarrica ha ido decreciendo, las autoridades mantienen una estricta vigilancia. Se han tomado medidas preventivas debido a la formación de aluviones y aumento del caudal de los ríos próximos, por lo que se han cerrado al tráfico varias carreteras de la región. Además del Sernagoemin, en el monitoreo del volcán interviene también el Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (OVDAS).

La erupción del volcán Villarrica comenzó de madrugada con un gran estruendo

Foto: Agencia-Uno / AVCAN

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Sinabung está de nuevo en erupción, en un episodio que la prensa de Indonesia califica de impresionante. En apenas tres horas se produjeron 17 flujos piroclásticos, algunos de ellos de aparatoso desarrollo, que levantaron una columna de gases y cenizas de unos 4.500 metros de altura en dirección sur, favorecido por los vientos dominantes. Las cenizas han cubierto una extensión de unos 3,5 kilómetros alrededor del cráter, informa la edición digital de The Jakarta Post.

La erupción está acompañada de fuertes sonidos que recuerdan a potentes truenos y se expanden en una circunferencia de unos cinco kilómetros. Se mantiene la alerta en nivel III y hay al menos una decena de poblaciones afectadas, aunque no se ha ordenado la evacuación. El pasado 2 de febrero, en uno de los episodios eruptivos del mencionado volcán, al menos fallecieron quince personas abrasadas por los trozos de lava expulsados desde el cráter del coloso situado en la isla de Sumatra.

La erupción del volcán Sinabung merece el calificativo de “impresionante”

Foto: Endro Lewa / Reuters

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los habitantes de Sicilia están acostumbrados a la presencia del gigante Etna, que cada cierto tiempo recuerda su telúrica presencia en forma de paroxismos y algunas erupciones de cierta entidad. De modo que el primer paroxismo correspondiente al año 2015 se ha hecho presente desde el pasado 31 de enero en el denominado nuevo cráter sudeste (NSCE), después de que el tremor volcánico se haya mantenido estable en niveles altos y en la madrugada registrase un aumento repentino, informa Actualidad Volcánica de Canarias (AVCAN).

La meteorología no acompaña estos días, de modo que en las primeras horas no ha sido fácil saber lo que está ocurriendo exactamente en el foco de emisión. Luego ha podido comprobarse que hay una colada lávica que se dirige hacia el sur, cerrando así un paréntesis de cinco años en que no había tomado esa trayectoria, donde se encuentran las localidades de Segreta, Belpaso, Piano Távola y Misterbianco. Parece que, por el momento, escapan de esa dirección las poblaciones de Ragalna y Nicolosi. Las imágenes que nos llegan del paroxismo son realmente espectaculares.

El resplandor indica el camino que sigue el brazo de lava, en dirección sur

Foto: Francesco Tomarchio vía AVCAN

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Ha cesado la emisión de lava en el volcán Fogo y la actividad volcánica se mantiene con la emisión de gases y explosiones esporádicas de piroclastos, ha informado Nadir Cardoso, miembro del equipo técnico de la Universidad de Cabo Verde. Todo parece indicar que la erupción ha llegado a su fin, pues la situación se ha mantenido estable en las últimas 24 horas. El frente de la lava sigue estacionado en Ilhéu de Losna, sin que se haya movido desde hace dos días.

Los científicos, coordinados por la profesora Sonia Silva, proceden a recoger muestras para su posterior análisis y mantienen la monitorización del volcán, en su 41 día de actividad. Los daños en viviendas y cultivos en la zona de Cha das Caldeiras son elevados y, entre tanto, llegan muestras de solidaridad desde diversas partes del mundo, algunas en forma de medios económicos.

Los daños ocasionados por la lava en Cha das Caldeiras son considerables

Foto: Fogo News

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En opinión de los expertos en vulcanología que se encuentran en la isla, todo parece indicar que la erupción del volcán Fogo está en su fase final.  Aunque la actividad se mantiene estable, se registra una menor intensidad en la emisión de gases y una columna se eleva a menos de un kilómetro, dirigida hacia el norte por los vientos dominantes, informa Fogo News. La lava sigue saliendo, aunque circula a través de un canal tipo túnel en dirección hacia el frente activo de Ilhéu de Losna.  

La lava avanza muy lentamente y en algunos casos se ha parado. También han disminuido la intensidad de las emisiones de gases y en cuanto a las emanaciones de dióxido de azufre se calculan entre 1.500 y 3.000 toneladas diarias, valores muy inferiores a los primeros días de la erupción, en que oscilaron entre 8.000 y 11.000 toneladas diarias. La destrucción en la comarca de Cha das Caldeiras es considerable, pero todo parece indicar que con el paso del tiempo llegará la reconstrucción, hasta el próximo volcán. Viene sucediendo así desde hace más de un siglo.

La actividad en el cráter ha descendido de forma considerable

La lava ha sepultado las aldeas de Portela y Bangueira

Fotos: Montrod Teo / Fogo News / AVCAN

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Al cumplirse un mes de la erupción del volcán de la isla de Fogo, iniciada el 23 de noviembre, el geólogo canario Nemesio Pérez, director del Instituto Vulcanológico de Canarias (INVOLCAN), estima que ha liberado a la atmósfera algo más de 220.000 toneladas de dióxido de azufre y entre 35 y 40 millones de metros cúbicos de lava. Un 30 % de los cultivos de la zona, estimados en unas 700 hectáreas, han sido destruidos y no hay que lamentar desgracias personales entre los 1.500 habitantes de la comarca.

Durante este tiempo, técnicos de INVOLCAN y de otras entidades científicas han tomado multitud de muestras y mediciones de la evolución de la erupción, lo que permite publicar estos datos provisionales. La lava ha sepultado las aldeas de Portela y Bangueira, en Cha das Caldeiras y ha ocupado una superficie de 85 kilómetros cuadrados –superior a la vecina isla de Brava–, a una altura de 2.000 metros. En las dos últimas semanas se ha reducido la intensidad, aunque el volcán sigue expeliendo gases y lava.

La lava en la noche ofrece un espectáculo sobrecogedor

Foto: Tanguy De Saint-Cyr