Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Nevados de Chillán registró ayer un nuevo episodio de expulsión de gases y cenizas, en el que ha sido el más importante de los producidos en las dos últimas semanas. Se considera, por tanto, zona de alto riesgo en su situación actual, por lo que el semáforo se mantiene en la misma posición (nivel amarillo) y un área de seguridad de dos kilómetros alrededor de los cráteres activos.

El Observatorio Volcanológico de Los Andes del Sur (Ovdas) del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), mediante su informe de actividad volcánica, se refiere a ”explosiones freáticas”. Nevados de Chillán es un edificio formado por tres volcanes situados en la cordillera de los Andes, en la región del Bio-Bío chileno, próximo a la frontera con Argentina. Son numerosos los episodios eruptivos registrados desde 1861.

Desde 1861 hay constancia de erupciones en el volcán Nevados de Chillán

Foto: @twitter

Anuncios

Cotopaxi, dos días en calma

septiembre 2, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Cotopaxi lleva dos días en calma. No hay emanaciones considerables de cenizas, aunque mantiene las de vapor de agua y gases. El registro del tremor es más corto, explican los científicos del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional. Todo parece indicar que el coloso ecuatoriano ha entrado en un compás de espera, lo que no significa que la erupción haya terminado. Digamos, más bien, que se ha tomado un descanso en su quehacer telúrico.

El volcán ha tomado cuerpo desde el pasado 22 de agosto, fecha en la que comenzó la salida continua de ceniza y gases y así se mantuvo hasta el domingo 30 de agosto. Ello era consecuencia de las presiones internas. Hasta el momento no se detectado incandescencia en el cráter, aunque sí un sensible aumento de la temperatura en los flancos superficiales del cono, como el monitoreo realizado el 26 de agosto. Hasta el momento la magnitud más alta registrada ha sido un sismo de 3.4 grados, registrado el 25 de agosto.

El volcán Cotopaxi es uno de los más activos de la cordillera de los Andes

Foto: Reuters

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las autoridades ecuatorianas mantienen la alerta amarilla ante la situación en la que se encuentra el volcán Cotopaxi, que entre ayer y hoy viene registrando emisiones continuas de vapor “con carga media y moderada de ceniza, que se ha dirigido entre el occidente y nororiente del volcán. Estas emisiones han alcanzado una altura de unos dos kilómetros de altura sobre el nivel del cráter”, informa el Ministerio Coordinador de Seguridad.

La caída de ceniza se ha hecho más pronunciada en Cotopaxi, cantón Sigchos; cantón Latacunga, en las parroquias Toacaso, San Juan de Pastocalle y Mulaló; cantón Mejía,  en las parroquias de El Chaupi, Aloasí, Machachi y sur de Aloag; Distrito Metropolitano de Quito (DMQ), en las parroquias Pintag, parte de Uyumbicho y Tambillo, informa el último boletín emitido. El volcán Cotopaxi se eleva a 5.897 metros sobre el nivel del mar y desde mediados de agosto viene experimentado un incremento considerable de su actividad.

En las últimas horas se registra una mayor actividad en el volcán Cotopaxi

Foto: eluniverso.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Durante algo más de una hora, ayer, Domingo de Resurrección, el volcán Turrialba protagonizó un nuevo paroxismo, en el que vomitó una nube de gases y cenizas que alcanzó las localidades de Curridabat y Desamparados, informa el  Centro de Investigaciones en Ciencias Geológicas de la Universidad de Costa Rica (UCR). Los vientos dominantes dirigieron las cenizas en dirección suroeste y noroeste, de modo que también alcanzaron a las poblaciones próximas al volcán Irazú.

El paroxismo es similar al ocurrido el Viernes Santo, aunque el registrado ayer es el más importante de los ocurridos en lo que va de año. Técnicos de la UCR especialistas en vulcanología informaron de que se mantiene la vigilancia permanente, pues se trata de un volcán muy activo, lo que obliga a mantener medidas de seguridad muy estrictas en el perímetro de su área de influencia, informa el periódico “La Nación”. Se trata con ello se evitar desgracias ante cualquier reacción imprevista del volcán.

El volcán Turrialba, protagonista de frecuentes paroxismos

Foto: Urgente24.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En opinión de los expertos en vulcanología que se encuentran en la isla, todo parece indicar que la erupción del volcán Fogo está en su fase final.  Aunque la actividad se mantiene estable, se registra una menor intensidad en la emisión de gases y una columna se eleva a menos de un kilómetro, dirigida hacia el norte por los vientos dominantes, informa Fogo News. La lava sigue saliendo, aunque circula a través de un canal tipo túnel en dirección hacia el frente activo de Ilhéu de Losna.  

La lava avanza muy lentamente y en algunos casos se ha parado. También han disminuido la intensidad de las emisiones de gases y en cuanto a las emanaciones de dióxido de azufre se calculan entre 1.500 y 3.000 toneladas diarias, valores muy inferiores a los primeros días de la erupción, en que oscilaron entre 8.000 y 11.000 toneladas diarias. La destrucción en la comarca de Cha das Caldeiras es considerable, pero todo parece indicar que con el paso del tiempo llegará la reconstrucción, hasta el próximo volcán. Viene sucediendo así desde hace más de un siglo.

La actividad en el cráter ha descendido de forma considerable

La lava ha sepultado las aldeas de Portela y Bangueira

Fotos: Montrod Teo / Fogo News / AVCAN

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la costa oeste de Noruega se ha detectado olor a gas se azufre procedente de la erupción que acontece en Islandia, a unos 1.300 kilómetros de distancia, informa Norsk Radio. La información está respaldada, además, por imágenes obtenidas desde satélite en las que se aprecia la migración de los gases hacia territorio noruego. Llega muy diluido y no supone un problema para la población, informa la página web de NRK.

Lo llaman “aroma de géiseres” o, simplemente, “el olor”. Las imágenes del satélite indican que los gases producidos por la actividad volcánica han alcanzado una altura de unos seis kilómetros y los vientos dominantes han contribuido a que se note su presencia a bastante distancia. RÚV.is informa de que en las zonas urbanas de Islandia oriental se ha detectado contaminación de azufre y es visible una neblina azul.

La imagen del IMO describe el curso de la nube de gases de azufre

Foto: Meteorologisk Institutt

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fisura en la que ha comenzado un nuevo episodio de la erupción del volcán Bárðarbunga, situado al norte del glaciar Vatnajökull, brota una cortina de lava que alcanza alturas que oscilan entre 50 y 60 metros de altura. Se calcula que la intensidad de la actividad oscila entre diez y veinte veces mayor que hace tres días, aunque es sensiblemente inferior a los registros de la erupción de 2010 del volcán Fimmvörðuháls, explica el científico Ármanns Hoskuldson, en declaraciones que publica RÚV.is.

La fisura del extremo sur no muestra alteraciones, mientras que la abierta al norte se le calcula entre 1.500 y 1.800 metros. Existe otra fisura, en la zona más septentrional, de unos 600 m, en la que ayer no se registró actividad.  Los técnicos han tenido que retirarse de sus puestos de observación después de la orden de abandono de Protección Civil, debido a que ha comenzado una fuerte erosión y la visibilidad es nula. El semáforo para la aviación ha subido a nivel rojo, aunque los aeropuertos del país están operativos.

Los científicos calculan que la lava alcanza alturas entre 50 y 60 metros

La lava ha comenzando a ganar terreno por los alrededores de la fisura

Fotos: Jarðvísindastofnun Háskólans (Universidad de Reijkavik)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán surgido al norte del glaciar Dyngjujökli en la medianoche de ayer ya está dando muestras externas de su actividad. Se ha abierto una fisura en la parte más septentrional en la que, además de la emisión de gases, en la pasada noche se pudo contemplar el espectáculo siempre impresionante del borboteo de la lava. Los científicos estiman que el recorrido sea en dirección sureste.

La lava discurre por una fisura de un kilómetro de longitud y parece que se desliza con bastante rapidez, según las observaciones de los técnicos. La cantidad de cenizas emitidas a la atmósfera todavía es insignificante. Por el momento no se aprecian señales de deshielo en el glaciar Dyngjujökli, aunque las autoridades han tomado todo tipo de precauciones y varias carreteras están cortadas al tráfico, informa RUV.is.

gos_23

La emisión de gases y cenizas a lo largo de la fisura es perfectamente visible

Foto: Hörður Finnbogason / RÚV.is

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La principal molestia que sufren los habitantes que se encuentran en las proximidades del volcán Ubinas es la expulsión de cenizas, esparcidas en un radio de diez kilómetros ayudadas por los vientos dominantes, lo que ayuda a diluir los gases que expulsa, informan los medios peruanos. Las autoridades han elevado a naranja el semáforo de vigilancia volcánica, pues se mantiene el ritmo de explosiones grandes y pequeñas.

El director del Instituto Geofísico de Arequipa, Orlando Macedo, declaró a los medios locales que los animales que habitan en la zona también se están viendo perjudicados por la expulsión de cenizas volcánicas. Mientras tanto sigue el plan para evacuar a unas cuatro mil personas que habitan en la zona de influencia del volcán Ubinas, que se eleva a 5.672 metros sobre el nivel del mar.

Nubes de gases y cenizas y explosiones concretan la actividad del volcán Ubinas

Foto: La República / Perú

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde la semana pasada el volcán Copahue está dando muestras de actividad y  mantiene emanaciones de gases y cenizas, así como una sucesión de movimientos sísmicos, que son especialmente perceptibles en la villa turística de Caviahue, situada al pie del coloso andino. Por el momento no ha sido necesario evacuar a la población, informa la edición digital del periódico argentino “La Prensa”.

“No hay motivo de alarma”, manifestó el vulcanólogo Alberto Caselli desde su posición en la ciudad de Neuquén. Técnicos de Argentina y Chile monitorean el macizo en el que se encuentra el volcán y entienden que se trata de “un proceso de descomprensión, de desobstrucción del conducto interno”, que se produce cada cierto tiempo desde el proceso eruptivo de diciembre de diciembre de 2012. 

Panorámica del volcán Copahue, que en estos días está recordando su presencia

Foto: laprensa.com.ar