Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el transcurso de un vuelo, personal técnico del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) reconoció la existencia de un nuevo cráter en el edificio  volcánico Nevados de Chillán, en los Andes de Chile. Se trata de una nueva boca de erupción, situada a unos 50 metros del cráter del volcán Arrau, se habría formado a raíz de las “sucesivas explosiones freáticas registradas durante los últimos días”.

El nuevo cráter tiene un diámetro de 25 a 30 metros y se ubica a una cota similar al formado el pasado 8 de enero, Se han identificado diversos puntos de emisión de gases, ubicados en el flanco oriental del cráter Arrau. La alerta técnica volcánica continúa en nivel amarillo, por lo que se recomienda a la población no acercarse a menos de dos kilómetros de los cráteres activos, informa el Sernageomin.

Panorámica de los cráteres de Nevados de Chillán

Foto: Sernageomin

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán colombiano Galeras ha lanzado hoy una intensa exhalación de cenizas, correspondiendo la foto que acompaña al momento más espectacular. Como afirma Actualidad Volcánica de Canarias (AVCAN), parece que la placa del Caribe está sometida a tensión, pues ya son tres los volcanes de la zona que están en actividad: Popocatépetl en México, Volcán de Fuego en Guatemala y ahora Galeras.

El volcán está localizado en el Departamento de Nariño, a unos nueve kilómetros al occidente de la ciudad de San Juan de Pasto, capital de este departamento, en las coordenadas 1° 13′ 43,8″ de latitud norte y 77° 21′ 33,0″ de longitud oeste. Se levanta de .4.276 metros sobre el nivel del mar. Los indígenas quillacingas dieron el nombre de “Urcunina” (Montaña de Fuego) al volcán de Pasto, hoy conocido como volcán Galeras, llamado así por los primeros conquistadores españoles, por su semejanza con las galeras de la época.

El 14 de enero de 1993, a las 13,43 hora local, cuando un grupo de científicos y sus guías recogía muestras de gases en el cráter, el volcán registró una reactivación eruptiva, consideraba de menor categoría, que produjo la muerte de nueve personas que en ese momento se encontraban próximas, entre ellas seis geólogos. Este suceso, tristemente célebre, permitió esbozar la relación entre los eventos eruptivos y los previos movimientos sísmicos tipo tornillo.

La espectacular exhalación se produjo a primera hora de la mañana

Foto: ingeominas.gov.co