Juan Carlos Díaz Lorenzo

La posible erupción del volcán Sakurajima, situado a unos 50 kilómetros de la central atómica de Sendai, reactivada esta semana después de dos años de apagón, ha puesto en alerta a las autoridades y a la población japonesa, en su mayoría contraria a la energía nuclear, ante los riesgos que entraña y las secuelas muy presentes del desastre de la central de Fukushima, ocurrido tras el terremoto y el tsunami acaecido en marzo de 2011, que causó daños gravísimos en la región.

Los científicos han elevado a nivel 4 la alerta para el volcán Sakurajima, del que es previsible una erupción de proporciones considerables, de acuerdo con las señales de tremor que se están registrando. Los residentes en las localidades de Arimura y Furusato, situadas en la zona de influencia del gigante japonés, ya han sido advertidos de los riesgos y desde la compañía Kyushu Electric Power, operadora de la central, restan importancia a la actividad del volcán Sakurajima, leemos en ABC.

El volcán Sakurajima es uno de los más activos de Japón

Foto: Martin Rietze

Anuncios