Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de algo más de un siglo, en concreto 110 años de calma relativa, el volcán Momotombo entró de nuevo en erupción el pasado 2 de diciembre, con una actividad de tipo explosivo lanzando al aire ingentes cantidades de gases, cenizas y material incandescente, que ha alcanzado una altura de ocho mil metros, informa el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Se ha fijado una zona de seguridad de seis kilómetros en torno al coloso que se eleva a 1.297 metros de altura sobre el nivel del mar. El volcán está situado en el extremo norte del lago de Managua, a unos cincuenta kilómetros al noroeste de la capital del país. La última erupción data de 1905. Tiene un cono perfecto que el poeta nacional Rubén Darío denominó “ronco y sonoro” y en 1610 obligó al traslado de la ciudad de León.

Espectacular imagen nocturna del derrame de lava del volcán Momotombo

Foto: @twitter

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En estos días es noticia el nuevo episodio del volcán Etna, el gigante italiano, que registra una actividad considerable. Los científicos que siguen el curso de los acontecimientos han detectado una elevada señal de tremor en el cráter Vorágina, considerado “el más perezoso pero potencialmente más poderoso”, según estimaciones de Boris Behhcke, miembro del INGV de Italia, sección de Catania, que recoge Actualidad Volcánica de Canarias (AVCAN), en su página faceboook.

Sin embargo, en las últimas horas se ha producido un desplazamiento del magma, en dirección SE, en el flanco superior del nuevo cráter. Y es ahí donde se produce una intensa actividad estromboliana con emisión de impresionantes columnas de densa ceniza y gases y una explosión que ha provocado una colada de lava que ha discurrido por el valle del Bove. Al mismo tiempo, el volcán brinda imágenes espectaculares como la que acompaña, vista en facebook y de la que desconocemos el nombre de su autor.

Impresionante imagen del desafío de la fuerza telúrica del volcán Etna