Juan Carlos Díaz Lorenzo

Tres posibles escenarios contemplan los técnicos ecuatorianos que siguen la actividad del volcán Cotopaxi, en los próximos días o semanas, en función de que se produzca un ascenso del magma. Un informe especial del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional de Ecuador, hecho público el pasado 17 de septiembre, señala que el primer escenario es el más probable: el ascenso del magma de la cámara magmática al reservorio del volcán, por lo que podría producirse una subida lenta, estimándose, en ese caso, un plazo aproximado de tres meses. Dicha posibilidad se asociada a lo sucedido en marzo de 2013 en el volcán Tungurahua, en que se produjeron emisiones permanentes de gases, ceniza y materiales rocosos incandescentes.

El segundo escenario se considera el menos probable y se plantea el ascenso de magma en “volúmenes mayores y a una mayor velocidad”. Las altas presiones internas abrirán violentamente el conducto volcánico y se producirían erupciones (Cotopaxi junio 1877, Reventador noviembre 2002, Tungurahua agosto 2006). Estarán acompañadas de flujos piroclásticos en todos los flancos dado el carácter central del cráter. En función del amaño de los episodios eruptivos se producen o no más lahares aunque de volúmenes y caudales mucho menores que el evento principal.

Imagen térmica de la actividad del volcán Cotopaxi

En el tercer escenario no se descarta una disminución de la actividad eruptiva en el caso de que la nueva intrusión de magma no ascienda a zonas superficiales. En este informe se explica que se ha detectado un aumento de la presión interna del volcán desde el 10 de septiembre, en que se ha producido un incremento de la cantidad de sismos volcano-tectónicos, los cuales se producen cuando hay una fractura o ruptura de la roca interior del Cotopaxi. De ahí la existencia de una deformación del edificio volcánico, posiblemente relacionados con “una nueva intrusión de magma en profundidad o a un aumento de la presión en el reservorio magmático”.

Foto: Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional de Ecuador

Anuncios

Cotopaxi, dos días en calma

septiembre 2, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Cotopaxi lleva dos días en calma. No hay emanaciones considerables de cenizas, aunque mantiene las de vapor de agua y gases. El registro del tremor es más corto, explican los científicos del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional. Todo parece indicar que el coloso ecuatoriano ha entrado en un compás de espera, lo que no significa que la erupción haya terminado. Digamos, más bien, que se ha tomado un descanso en su quehacer telúrico.

El volcán ha tomado cuerpo desde el pasado 22 de agosto, fecha en la que comenzó la salida continua de ceniza y gases y así se mantuvo hasta el domingo 30 de agosto. Ello era consecuencia de las presiones internas. Hasta el momento no se detectado incandescencia en el cráter, aunque sí un sensible aumento de la temperatura en los flancos superficiales del cono, como el monitoreo realizado el 26 de agosto. Hasta el momento la magnitud más alta registrada ha sido un sismo de 3.4 grados, registrado el 25 de agosto.

El volcán Cotopaxi es uno de los más activos de la cordillera de los Andes

Foto: Reuters