Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Kilauea es el más activo de los cinco que conforman la isla de Hawai. Lo es también a nivel mundial. Es un volcán en escudo, situado a lo largo de la costa sur de la isla, con una edad geológica que oscila entre 300.000 y 600.000 años. Los científicos consideran que emergió del mar hace unos 100.000 años. La cumbre es una caldera y tiene dos zonas de ruptura activas que se extienden 125 kilómetros hacia el este y 35 kilómetros hacia el oeste, formando una línea de falla activa, de profundidad desconocida.

En estos días es de nuevo noticia, por la proporción que adquiere una corriente de lava, que ha arrasado zonas de bosque cercanas. En esta oportunidad, el arroyo de lava ha descendido por la cara este del volcán y ha recorrido un kilómetro en apenas 24 horas. Avanza en dirección a Eden Roc, al este de la isla, donde viven cerca de 450 personas, pero no parece que sea una amenaza para la población. Hace un año causó mayores estragos en varias zonas residenciales situadas en el borde oriental de la isla.

La lava del volcán Kilauea corta una carretera en Hawai

Foto: twitter

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Pitón de la Fournaise está de nuevo en erupción. Es la cuarta en lo que va de año. El pasado lunes, 24 de agosto, comenzó un nuevo episodio fisural, después de que se hubiera registrado un incremento significativo de la actividad desde la madrugada anterior, siendo especialmente notable el número de movimientos sísmicos durante unos cien minutos, “indicativa de una intrusión magmática”, explica Olga Rodríguez en Actualidad Volcánica de Canarias.

En esta oportunidad se ha abierto una fisura de unos dos kilómetros hacia el sur del cono central, produciéndose flujos de lava que se han ramificado favorecidos por la pendiente. Los anteriores episodios de este volcán se produjeron en los meses de febrero, mayo y julio. Las autoridades han elevado la alerta volcánica y está prohibido el acceso a la zona para visitantes y turistas, que en estos días llegan a montones a la isla Reunión, territorio francés de Ultramar.  

El volcán Pitón de la Fournaise está de nuevo en erupción

Foto: Serge Gélabert / vía AVCAN

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las autoridades ecuatorianas mantienen la alerta amarilla ante la situación en la que se encuentra el volcán Cotopaxi, que entre ayer y hoy viene registrando emisiones continuas de vapor “con carga media y moderada de ceniza, que se ha dirigido entre el occidente y nororiente del volcán. Estas emisiones han alcanzado una altura de unos dos kilómetros de altura sobre el nivel del cráter”, informa el Ministerio Coordinador de Seguridad.

La caída de ceniza se ha hecho más pronunciada en Cotopaxi, cantón Sigchos; cantón Latacunga, en las parroquias Toacaso, San Juan de Pastocalle y Mulaló; cantón Mejía,  en las parroquias de El Chaupi, Aloasí, Machachi y sur de Aloag; Distrito Metropolitano de Quito (DMQ), en las parroquias Pintag, parte de Uyumbicho y Tambillo, informa el último boletín emitido. El volcán Cotopaxi se eleva a 5.897 metros sobre el nivel del mar y desde mediados de agosto viene experimentado un incremento considerable de su actividad.

En las últimas horas se registra una mayor actividad en el volcán Cotopaxi

Foto: eluniverso.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Ecuador vive pendiente del volcán Cotopaxi, que está registrando una actividad inusual con la emisión de ingentes cantidades de cenizas y flujos piroclásticos, lo que ha llevado al presidente de la República, Rafael Correa, a la declaración, ayer, del estado de excepción en todo el país. Se ha dispuesto, asimismo, que las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional enfrenten esta situación de acuerdo con las necesidades que determinen el Ministerio de Defensa y el Ministerio Coordinador de Seguridad, en cuanto a evacuación y protección, informa la prensa ecuatoriana.

Con la finalidad de “garantizar la seguridad ciudadana”, se ha decretado “la censura previa en la información que respecto al proceso eruptivo del volcán Cotopaxi emitan los medios de comunicación social”. Por tanto, si no es información oficial, queda “prohibida la difusión de información no autorizada por cualquier medio de comunicación social, ya sea público o privado o ya sea por redes sociales”. El volcán Cotopaxi es uno de los más activos del mundo y está situado en un área en la que existen nueve volcanes: Cayambe, Reventador, Pichincha, Antisana, Illiniza, Quilotóa, Chimborazo y Tungurahua.

La actividad del volcán Cotopqaxi ha puesto en alerta a Ecuador

Foto: teleradioamerica.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La posible erupción del volcán Sakurajima, situado a unos 50 kilómetros de la central atómica de Sendai, reactivada esta semana después de dos años de apagón, ha puesto en alerta a las autoridades y a la población japonesa, en su mayoría contraria a la energía nuclear, ante los riesgos que entraña y las secuelas muy presentes del desastre de la central de Fukushima, ocurrido tras el terremoto y el tsunami acaecido en marzo de 2011, que causó daños gravísimos en la región.

Los científicos han elevado a nivel 4 la alerta para el volcán Sakurajima, del que es previsible una erupción de proporciones considerables, de acuerdo con las señales de tremor que se están registrando. Los residentes en las localidades de Arimura y Furusato, situadas en la zona de influencia del gigante japonés, ya han sido advertidos de los riesgos y desde la compañía Kyushu Electric Power, operadora de la central, restan importancia a la actividad del volcán Sakurajima, leemos en ABC.

El volcán Sakurajima es uno de los más activos de Japón

Foto: Martin Rietze

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán que alimenta el crecimiento de una isla localizada al sureste de Nishinoshima ha multiplicado por once su tamaño y ha acabado uniéndose a ésta. Según informa la Guardia Costera de Japón, que es quien controla el entorno en colaboración con los científicos nipones, en las últimas mediciones el tamaño de la isla es de 1,95 kilómetros de este a oeste y de 1,8 kilómetros de norte a sur. Está situada en el Pacífico, a unos mil kilómetros de distancia de Tokyo.

La erupción comenzó el 20 de noviembre de 2013 e inicialmente fue denominada Niijima o Shinto, dos formas de decir “isla nueva” en japonés. Apenas un mes después la acumulación de lava fue tal que la recién nacida acabó uniéndose a la isla Nishinoshima, nombre con el que es conocida la erupción en la actualidad. Se estima que en la actualidad tiene una masa de más de 50 millones de metros cúbicos y su punto más alto supera los cien metros sobre el nivel del mar.

La isla ha multiplicado por once su crecimiento desde noviembre de 2013

Foto: Guardia Costera de Japón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un equipo de vulcanólogos del Observatorio Vulcanológico del Sur (OVS), liderados por su director, doctor Orlando Macedo Sánchez, ascendieron el pasado 26 de julio al cráter del volcán Sabancaya con el objetivo de tomar imágenes térmicas de este parte del volcán, inspeccionar in-situ su morfología e identificar puntos de emisión de fumarolas en las cercanías del cráter.

El equipo que desarrolló esta labor estuvo conformado por el ingeniero Víctor Aguilar, sismólogo del Instituto Geofísico de la UNAS; el ingeniero José Torres y el técnico Rolando Chijcheapaza, miembros del OVS, además del guía profesional de alta montaña, Eloy Caclla Cárdenas.

Las imágenes térmicas permiten conocer la temperatura en sitios concretos

Los técnicos peruanos, en la cima del volcán Sabancaya

Los especialistas del OVS identificaron emisiones de vapor de agua a través de fisura de ocho metros de longitud, ubicada a 500 metros al suroeste del cráter, precisamente en la zona base de un antiguo domo del Sabancaya. La temperatura máxima registrada en este punto fue de 81 ºC. Posteriormente, y ya en la cima del cráter, se obtuvieron imágenes térmicas infrarrojas, a través de las cuales se identificó dos puntos máximos de temperatura (391 ºC y 280 ºC) en el fondo del cráter.

Este tipo de imágenes son las primeras que se obtienen de un volcán en el Perú. Por medio de esta tecnología, los volcanes peruanos podrán ser monitoreados periódicamente, complementando de este modo la información sismovolcánica que el OVS obtiene por medio de sus estaciones sísmicas telemétricas.

“Esta es una herramienta muy útil para las labores de vigilancia y monitoreo volcánico que efectuamos en el OVS, lo cual nos brinda un parámetro adicional de estudio y mayor información para analizar con exactitud la situación de cada volcán. Tenemos planeado realizar el mismo trabajo en los volcanes Misti y Ubinas, y así conocer con mayor detalle la variación de la temperatura en los cráteres de ambos macizos”, explicó el doctor Orlando Macedo.

Fotos: Observatorio Volcanológico del Sur

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Piton de la Fournaise, situado en la isla Reunión, sigue con su actividad y se ha convertido en un notable reclamo turístico. En los últimos días han llegado turistas desde todas partes del mundo, atraídos por la espectacularidad de la erupción. Está situado en un parque nacional, que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aunque había tenido una erupción menor hace unos meses, la actual lleva camino de convertirse en otra más importante, según estimaciones de los científicos.

Puesto que se encuentra en una zona que no está habitada, las fuentes de lava de grandes volúmenes apenas representan peligro y causan daños menores. Al volcán Piton de la Fournaise se le calcula una antigüedad de unos 530.000 años, periodo de tiempo geológico en el que se han ido sucediendo las erupciones superponiéndose al Piton des Neiges, su vecino mayor, orientado en dirección NO. Existen tres calderas, con edades comprendidas entre 250.000, 65.000 y 5.000 años, debido al hundimiento progresivo del volcán hacia el este y numerosos conos piroclásticos en sus interiores y en los flancos exteriores.

El volcán Piton de la Fournaise expulsa lava en cantidades importantes

Foto: Imaz Press Réunion

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Pitón de la Fournaise, situado en la isla de Reunión, territorio francés de ultramar situado en el Oceáno Indico, está de nuevo en erupción. En la mañana de ayer, viernes, brota lava desde el cráter y las autoridades de la isla han puesto en marcha el denominado Plan Volcán ORSEC, que significa erupción en curso. La actividad está localizada en el cráter Faujas, situado al noroeste de Dolomieu.

Precedido por un aumento de la frecuencia e intensidad de movimientos sísmicos, unas horas después comenzó el tremor volcánico y un nuevo episodio eruptivo, que se suma a las más de 150 ocasiones desde el siglo XVII. Este volcán figura entre los más activos del mundo y suele entrar en erupción cada diez meses, aunque el anterior episodio se produjo entre los meses de febrero y marzo de 2015.

Reunión tiene una superficie de 2.512 kilómetros cuadrados y está situada en una zona caliente de la corteza terrestre. El volcán Piton de la Fournaise se eleva a 2.631 m sobre el nivel del mar, aunque le supera en altura otro volcán llamado Piton des Neiges, localizado al noroeste del anterior y elevado a 3.070 metros sobre el nivel del mar.

Avance del frente de lava que sale del cráter Faujas

Foto: Imaz Press Réunion