Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una formidable erupción del volcán Calbuco ha sorprendido a los habitantes que viven en su área de influencia y ha provocado que las autoridades de Chile hayan decretado la alerta roja máxima, por lo que de amenaza seria tiene para la población de la región, estimada en unas setenta mil personas, cuya evacuación urgente ha sido ordenada con toda rapidez. Hacía 43 años desde su anterior episodio.

La explosión, seguida de una impresionante columna de humo y gases, comenzó a las 17,50 h local de ayer. Por la noche, el espectáculo estuvo acompañado de rayos, mientras un manto de cenizas comienza a cubrir la región. El ministro del Interior, Rodrigo Peñalillo, ordenó que el Cuerpo de Carabineros coordine y ayude en la evacuación, asesorado por los técnicos expertos en vulcanología de la región, informa la prensa chilena.  

Impresionante columna de humo, gases y cenizas que brota del volcán Calbuco

Foto: Reuters

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Durante algo más de una hora, ayer, Domingo de Resurrección, el volcán Turrialba protagonizó un nuevo paroxismo, en el que vomitó una nube de gases y cenizas que alcanzó las localidades de Curridabat y Desamparados, informa el  Centro de Investigaciones en Ciencias Geológicas de la Universidad de Costa Rica (UCR). Los vientos dominantes dirigieron las cenizas en dirección suroeste y noroeste, de modo que también alcanzaron a las poblaciones próximas al volcán Irazú.

El paroxismo es similar al ocurrido el Viernes Santo, aunque el registrado ayer es el más importante de los ocurridos en lo que va de año. Técnicos de la UCR especialistas en vulcanología informaron de que se mantiene la vigilancia permanente, pues se trata de un volcán muy activo, lo que obliga a mantener medidas de seguridad muy estrictas en el perímetro de su área de influencia, informa el periódico “La Nación”. Se trata con ello se evitar desgracias ante cualquier reacción imprevista del volcán.

El volcán Turrialba, protagonista de frecuentes paroxismos

Foto: Urgente24.com