Juan Carlos Díaz Lorenzo

La lava que brota del cráter del volcán Fogo ya ha destruido 15 casas, 14 aljibes y 15 cuartos de aperos de labranza de los agricultores de Portela, la principal población de Chã das Caldeiras, informa Hélio Semedo, geólogo miembro del Instituto Nacional de Proteção Civil e Bombeiros (INPCB). Los cultivos vitinícolas que se encuentran al paso de la corriente ígnea también han desaparecido y es posible que sea destruida la cooperativa, donde se almacenan unos 200.000 litros de vino.

En las últimas horas ha disminuido la velocidad de avance de la lava, a un ritmo de tres metros por hora, si bien al paso que va se estima que dentro de cuatro días invadirá la localidad de Portela, que ya ha sido evacuada y permanece vigilada por personal de Protección Civil, Cruz Roja y la policía de Cabo Verde. Las autoridades ya piensan en construir otra aldea en otro sitio, pues todo hace prever que Portela desaparecerá. El primer ministro, José María Neves, visitó la zona afectada y tuvo que buscar otra salida pues la carretera por la que había llegado fue engullida por la lava.

La imagen habla por si sola. La lava se acerca a Portela, que será engullida

Foto: Fogo News

 

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La lava que brota del volcán Fogo está causando estragos importantes, destruyendo todo cuanto encuentra a su paso y, al mismo tiempo, las autoridades de Cabo Verde han aconsejado el desvío de las rutas aéreas que sobrevuelan la zona, informa la RadioTelevisión de Cabo Verde (RTC). La columna de humo y gases se eleva a una altura de 4.500 m y en las últimas horas se ha abierto un segundo cráter y han aumentado los movimientos sísmicos. Las autoridades temen que la lava cause daños severos como en la erupción ocurrida en 1995, que duró un mes y más de tres mil personas perdieron sus hogares.

Científicos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) y de la Universidade de Cabo Verde registraron emisiones difusas de dióxido de carbono (CO2) anómalas varios meses antes de la erupción del volcán Pico do Fogo. El valor promedio de ese registro ha sido de 85 toneladas diarias de dióxido de carbono (CO2) desde marzo de 2010 hasta febrero de 2014, detectándose un rango de valores de 23 a las 186 toneladas diarias para este periodo de cuatro años. Por el contrario, en la campaña de marzo de 2014 se inició el registro de un pulso significativo de esta emisión difusa y silenciosa de dióxido de carbono (CO2), alcanzándose valores superiores a las 300 toneladas diarias durante el periodo marzo-agosto de 2014.

La lava del volcán Fogo, a punto de alcanzar una edificación

Foto: Fogo News (facebook)

El volcán Fogo, en erupción

noviembre 24, 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Fogo, situado en la isla de su mismo nombre, en el archipiélago de Cabo Verde, entró en erupción en la mañana de ayer. El día anterior, una sucesión de movimientos sísmicos de fuerte intensidad, fueron el preludio del acontecimiento iniciado ayer. Las autoridades han ordenado el desalojo de la población asentada en Cha das Caldeiras, dado el riesgo que comporta su proximidad al foco eruptivo.

Según informa la Radiotelevisión de Cabo Verde (RTC), la anterior erupción comenzó el 2 de abril de 1995 –después de 44 años sin actividad- y tuvo una duración de un mes. La lava sepultó una aldea y causó daños de importancia en los cultivos, en los que en los últimos años se han desarrollo viñedos con asesoramiento de técnicos canarios, señala el periodista Juan Carlos Acosta, especialista en asuntos africanos.  

El volcán Fogo vive un nuevo proceso eruptivo

Foto: vía Juan Carlos Acosta (facebook)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el plazo de un año, la isla Nishinoshima ha multiplicado su tamaño casi por nueve y el volcán que la ha originado sigue vomitando lava, lo cual, según estimaciones de los técnicos, ha aportado unos 50 millones de metros cúbicos y en su punto más alto se eleva a cien metros sobre el nivel del mar. El 20 de noviembre de 2013 comenzó la historia de esta nueva isla, que mide aproximadamente 1,5 kilómetros de este a oeste y 1,7 kilómetros de norte a sur. 

Inicialmente la comunidad científica no le asignó nombre, hasta que varios meses después acabó uniéndose a la isla Nishinoshima, situada en el sureste de Japón. La Guardia Costera ha establecido un área de seguridad mínimo de seis millas y no se descarta que pueda producirse una nueva erupción submarina. El caudal diario de magma se estima en unos 150.000 metros cúbicos, sin que pueda vaticinarse hasta cuanto mantendrá su actividad, informa la prensa nipona.

La erupción comenzó hace un año y sigue en plena actividad

Foto: Japan Coast Guard

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El campo de lava que brota de la fisura Holuhraun del volcán Bárðarbunga ha cubierto una superficie de 70 kilómetros cuadrados y su volumen se estima que supera un kilómetro cúbico, es decir, mil millones de metros cúbicos, informa RUV.is. De modo que se trata de la segunda mayor erupción en la historia de Islandia, precedida por la del volcán Laki, que aconteció entre 1783 y 1784. Al mismo tiempo, la contaminación producida por la emanación de dióxido de azufre es persistente, pues se calcula que cada día libera entre 40.000 y 60.000 toneladas. Ello causa molestias en la población y en algunas ocasiones ha alcanzado niveles peligrosos, especialmente en el este de Islandia.

Los científicos estiman que todavía hay erupción para rato, según las impresiones del geofísico Pall Einarsson, profesor del Instituto de Ciencias de la Tierra, de la Universidad de Islandia. “Durante las últimas décadas, hemos tenido erupciones que han sido contundentes en el inicio, y más bien de corta vida, tales como las erupciones Hekla y Grimsvötn. También podemos hablar de la erupción Heimaey en 1973, que duró desde enero hasta julio de ese año, y las erupciones del Krafla, que se prolongaron de manera intermitente durante 15 años, por lo que un evento de larga duración en Holuhraun no es una posibilidad remota. La erupción se encuentra ahora en una fase bien establecida y es difícil predecir cualquier señal de cambios”, agregó.

Vista aérea de la masa de lava vomitada desde la fisura Holuhraun

Foto: Omar Ragnarsson/RUV

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Medio centenar de viviendas de la localidad de Pahoa están directamente amenazadas por el avance de la lava del volcán Kilauea. Una de ellas ya ha sido destruida, informa hawaiinewsnow.com. Los técnicos consideran posible que el magma, en su lento avance, invada la calle principal, de mantenerse el actual flujo, que es menor al registrado a finales de octubre, en que llegó a avanzar 18 metros por hora.

Se estima posible, asimismo, que la lava alcance la autopista 130, con el riesgo de que unos nueve mil habitantes queden aislados, ya se trata de la única vía que conecta este distrito con el resto de la isla. En su lento pero destructivo avance, la lava ha sepultado en los últimos días un cementerio y cortado otra carretera. La situación es de estado de emergencia, lo que ha motivado un incremento de efectivos de la Guardia Nacional.

La lava, en su lento avance, ha destruido una vivienda

Foto: hawaiinewsnow.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el volcán Popocatépetl se registró el pasado jueves un derrumbe en la pared suroeste, en la zona conocida como Pico del Fraile, informa el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred). En su último informe detalla que se han producido 17 exhalaciones de distinta potencia acompañadas de emisiones de gases y vapor de agua, que han sido llevadas por el viento en dirección noreste.

El semáforo de alerta volcánica se mantiene en amarillo fase 2 y el radio de seguridad se sitúa en doce kilómetros, en el que, salvo las autoridades y los equipos técnicos de vigilancia, no se permite otra presencia. Se han establecido controles de tráfico entre Santiago Xalitzintla y San Pedro Nexapa, vía Paso de Cortés. Protección Civil mantiene operativos sus procedimientos e insta permanentemente a que la población esté atenta a la información oficial.

En el círculo, el momento del derrumbe de la pared en el Pico del Fraile

Foto: webcamsdemexico.com