Juan Carlos Díaz Lorenzo

Otoño en Islandia es invierno. Y ya ha llegado a las tierras altas para quedarse hasta la próxima primavera. Las imágenes muestran un contraste extraordinario, reflejo de la lucha entre dos titanes. Allí acontece desde hace un mes la erupción del volcán Bardarbunga, focalizado en la fisura de lava Holuhraun, que sigue vomitando magma y la actividad que se está produciendo bajo el glaciar.

Dicen los técnicos que la fisura ha expulsado un campo de lava que ha cubierto, por ahora, 44 kilómetros cuadrados. Sólo la supera la actividad del volcán Hekla, en la erupción de 1947/48, que duró trece meses, según ha precisado el profesor Magnus Tumi Gudmundsson. En todo caso, ya se sitúa entre las erupciones más grandes acontecidas en el país insular en los últimos 150 años.

Llegó el invierno a las zonas altas de Islandia y nos ofrece imágenes así

La lava ya ha cubierto una superficie de 44 kilómetros cuadrados

Fotos: Kerstin Langenberger / RUV.is

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Mount  Ontake es el nombre de un volcán japonés situado a unos cien kilómetros de la ciudad de Nagoya, que desde ayer se encuentra en erupción. La noticia tiene mayor alcance por cuanto, según datos de las autoridades niponas, al menos 45 senderistas que se encontraban en las proximidades inicialmente desaparecidos, treinta de ellos han aparecido muertos por inhalación de gases y unos 230 pudieron ser evacuados, gracias a una intervención militar con el apoyo de un helicóptero, informa la edición digital de “The Guardian”. Han sido rescatados otros 49 heridos de diversa consideración, por quemaduras, heridas diversas y problemas cardiorespiratorios.  

El volcán comenzó a expulsar gases y cenizas a mediodía de ayer, hora local. A partir de ese momento la actividad ha ido en ascenso y en estos momentos se trata de una erupción en toda regla. En las proximidades del cráter existen senderos que son muy populares entre los japoneses amantes de esta práctica, cuando se vieron sorprendidos por la reactivación del gigante que se eleva a 3.067 m sobre el nivel del mar. Se desconoce exactamente el número de senderistas que estaban alcanzando la cima en esos momentos. Las operaciones de rescate tuvieron que suspenderse durante la noche, debido a la escasa visibilidad y el temor a las  emisiones tóxicas.

La erupción del volcán Ontake ha aumentado en las últimas horas

Foto: Nagoya Broadcasting Network

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Precedido, ayer, por tres potentes exhalaciones de cenizas en forma de columna eruptiva, que alcanzaron una altura estimada entre 700 m y 1.200 m en dirección suroeste, la actividad sísmica ha registrado señal de tremor en el volcán Ubinas, informa el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet). Los técnicos esperan más explosiones en las próximas horas y días, de acuerdo con el monitoreo del coloso peruano.

Por lo que se refiere al volcán Sabancaya, situado en Arequipa, en los últimos días está más tranquilo, aunque la actividad sísmica dominante sigue siendo de tipo VT (volcano-tectónicos), seguidos de sismos LP (largo periodo) y en menor número de tipo HYB (híbridos). No obstante son apreciables las emisiones de gases blanquecinos, principalmente vapor de agua, que han alcanzado alturas de 1.600 m, informa el Ingemmet.

El monitoreo del volcán Ubinas reporta señal de tremor volcánico

Foto: Ingemmet

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De la previsión inicial de evacuar a unas doce mil personas que viven en el área de influencia del volcán Monte Mayón, las autoridades filipinas han decidido ampliar su número a unas treinta y dos mil, considerando el aumento de la actividad del coloso situado en la isla de Luzón. En las últimas horas se ha triplicado el número de movimientos sísmicos, mientras el cráter vomita rocas incandescentes y expulsa nubes de cenizas y gases, informa la prensa del país.

Fuentes del Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Philvolcs) esperan en los próximos días una violenta explosión del volcán Monte Mayón, y estiman que la columna de gases y materiales volcánicos podrá alcanzar una altura máxima de unos diez kilómetros. El panorama se puede complicar con la aparición de una tormenta tropical, que puede provocar deslizamientos de tierras e inundaciones, según ha advertido la Agencia Meteorológica de Filipinas (PAGASA).

El volcán Monte Mayón está fraguando una violenta explosión

Foto: AFP

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La erupción del volcán Bardarbunga se mantiene en un ritmo similar al registrado en los últimos días, informa RUV.is. Los científicos que siguen de cerca la evolución de los acontecimientos no han observado cambios significativos de la emisión de la lava de la fisura Holuhraun. La masa de hielo sigue cediendo espacio medido en metros en la caldera sobre la que se asienta, aunque no hay cambios significativos.

Unos 120 movimientos sísmicos se registraron ayer desde la medianoche hasta las 18,50 hora GMT, según datos ofrecidos por la Oficina Meteorológica de Islandia. Una veintena de ellos tuvieron su origen en la caldera donde se encuentra el volcán Bardarbunga, seis de ellos superiores a magnitud 3. El mayor ha sido de magnitud 4,7 y se produjo en el borde noreste de la caldera.

La fisura central de Holuhraun mantiene una actividad considerable

Foto: Armann Hoskuldsson / RUV.is

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Mientras prosigue la evacuación de unas doce mil personas que habitan en el área de influencia del volcán Monte Mayón, establecida en una circunferencia de ocho kilómetros, en las últimas horas la actividad del coloso filipino sigue en ascenso. Lo cual, como ha informado Renato Solidum, director del Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Philvolcs), el volcán “ya está en erupción, pero no en estado explosivo”, informa la prensa de Filipinas.

Acompañado de frecuentes movimientos sísmicos y desprendimientos de rocas, durante la noche se apreció el resplandor del magma y la caída de materia incandescente por el flanco sur, lo cual es un indicativo de un posible desborde de la lava. Otras cincuenta mil personas de unas 65 localidades también están afectadas por el aumento de actividad del volcán y, al mismo tiempo, miles de turistas se aprestan a viajar a la zona para presenciar el espectáculo grandioso.

Flujos piroclásticos del volcán Monte Mayón en la erupción de 1984

Foto: C.G. Newhal

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Monte Mayón es uno de los volcanes más activos y conocidos de Filipinas, entre otras razones por su historial destructivo y su cono casi perfecto. Se estima que ha entrado en erupción medio centenar de veces en los últimos cuatrocientos años. Una de las erupciones más mortíferas ocurrió en febrero de 1841, cuando la lava y las nubes de cenizas ardientes sepultaron la ciudad de Cagsawa y acabaron con la vida de unas 1.200 personas.  Pero ha habido otras de envergadura, como las acontecidas en 2001 y 2006, con desalojos masivos.

En estos días es de nuevo noticia, pues todos los indicadores apuntan a una nueva erupción, cuyo alcance resulta impredecible. Razón por la cual el Gobierno de Filipinas, que ya conoce el historial destructivo del gigante que se eleva a 2.421 metros sobre el nivel del mar, ha ordenado la evacuación de algo más de doce mil personas que viven en el área de influencia, estimado en una circunferencia de siete kilómetros. Movimientos sísmicos están provocando derrumbes y el cono libera ingentes cantidades de gases y cenizas.

El coloso filipino Monte Mayón, en fase preruptiva

Foto: Charism Sayat — AFP

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la costa oeste de Noruega se ha detectado olor a gas se azufre procedente de la erupción que acontece en Islandia, a unos 1.300 kilómetros de distancia, informa Norsk Radio. La información está respaldada, además, por imágenes obtenidas desde satélite en las que se aprecia la migración de los gases hacia territorio noruego. Llega muy diluido y no supone un problema para la población, informa la página web de NRK.

Lo llaman “aroma de géiseres” o, simplemente, “el olor”. Las imágenes del satélite indican que los gases producidos por la actividad volcánica han alcanzado una altura de unos seis kilómetros y los vientos dominantes han contribuido a que se note su presencia a bastante distancia. RÚV.is informa de que en las zonas urbanas de Islandia oriental se ha detectado contaminación de azufre y es visible una neblina azul.

La imagen del IMO describe el curso de la nube de gases de azufre

Foto: Meteorologisk Institutt

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La comunidad científica de Islandia está preocupada con una posible inundación de la caldera en la que se encuentra el volcán Bardarbunga, provocado por el deshielo del glaciar Vatnajökull. Se han detectado hundimientos y se han registrado terremotos de diversa intensidad, indicativo de que el magma se está moviendo debajo de la gruesa capa de hielo, a la que se estima un grosor que oscila entre 700 y 800 metros. La fisura de lava localizada en Holuhraun, en actividad desde el 31 de agosto, también complica la situación.

Magnus Tumi Gudmundsson, profesor de Geofísica en el Instituto de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Islandia, considera tres posibles escenarios, según ha declarado a RÚV.is. El primero, que la actividad sísmica y la erupción localizada en Holuhraun acaben lentamente. El segundo contempla que el hundimiento de la caldera, de unos 80 kilómetros cuadrados de superficie, continúe provocado por la actual erupción u otra que podría producirse en las proximidades.

Panorámica del glaciar Vatnajökull, bajo el que se mueve el magma del volcán Bardarbunga

El hundimiento de la caldera en la que se encuentra el volcán Bardarbunga podría derretir un gran volumen de hielo de los glaciares y, en consecuencia, provocaría una poderosa erupción explosiva y la formación de cenizas, cuyo alcance podría tener consecuencias como las de la erupción de 2010. “El agua del deshielo no sería tal vez liberado de inmediato, debido al contorno de la caldera, pero con el tiempo formaría un río poderoso. Obviamente, estamos preocupados por esta posibilidad”, declaró el científico.

Este escenario es considerado muy grave, sobre todo debido a la posibilidad de una inundación, lo que podría causar grandes daños, dijo Vidir Reynisson, director de la Agencia de Protección Civil de Islandia. “Estamos seriamente preocupados por este escenario. Si estudiamos la historia del volcán Bardarbunga, vemos grandes y poderosas erupciones dentro o cerca de la caldera. Por ello estamos obligados a tomar esto muy en serio, especialmente después de que se haya observado el hundimiento del glaciar”.

Foto: Oddur Sigurdsson (Icelandic Met Office)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El pasado fin de semana el volcán Colima registró una reactivación en la que expulsó material incandescente. Por espacio de dos horas de la madrugada del sábado, la actividad eruptiva fue constante y expulsó magma en forma de grandes bloques que, al caer por la ladera, se fragmentaron y destacaron por su incandescencia. Después permaneció expulsando fumarolas y también fueron observados algunos derrumbes en el cono volcánico, informa el Observatorio Vulcanológico de la Universidad de Colima.

Junto a la salida de vapor de agua se produce una desgasificación constante y se observa la posibilidad de algunos lahares con los materiales depositados. La pluma se elevó a más de 1.500 metros de altura y en opinión de los técnicos que se ocupan de su seguimiento, “lo estamos relacionando directamente con las precipitaciones que ha tenido el área con el paso del huracán Robert”, dijo Mauricio Bretón, miembro del citado Observatorio. Desde enero de 2013, el volcán Colima, llamado también Volcán de Fuego de Colima, mantiene una actividad eruptiva constante.

Desde enero de 2013, el volcán Colima está en actividad permanente

Foto: @webcamsdemexico