Coladas del volcán de Tacande

diciembre 21, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el edificio volcánico de la Cumbre Vieja, llamado así en la voz popular aunque desde el punto de vista geológico es mucho más reciente que la Cumbre Nueva, se localizan los cráteres y las coladas lávicas de las erupciones correspondientes a los volcanes de Tacande (1470/1492), Tihuya (1585), Martín (1646), Fuencaliente (1677), El Charco (1712), San Juan (1949) y Teneguía (1971). Cuatro de ellos han ocurrido en el territorio que desde 1837 pertenece al municipio de Fuencaliente de La Palma.

Durante mucho tiempo existió la creencia de que el primer volcán histórico de La Palma había sido la erupción de 1585. Los investigadores que han tratado este asunto han discutido mucho apoyándose en la interpretación de las fuentes documentales existentes. Sin embargo, desde 1982 el dilema está perfectamente aclarado y se puede precisar que han sido siete, y no seis, como se creía hasta entonces, las erupciones registradas en la isla en cinco siglos.

Cráter y coladas del volcán de Tacande, visto desde el Bejenado

En 1982 se hicieron pruebas con Carbono 14 y el resultado para el citado volcán fue de una edad de 1.530 años, con una variación de +-60 años, situándose la fecha de la erupción entre 1470 y 1492, lo que puso de manifiesto que hasta entonces había existido una importante confusión en la fecha y la ubicación del primer volcanismo histórico de La Palma.

En cuanto a las fechas probables de la erupción, María Rosa Alonso estima que debió producirse en 1443 ó 1447 y Miguel Santiago, aunque mantiene sus dudas, piensa que pudo suceder entre 1430 y 1440. Los resultados de las pruebas del Carbono 14 la sitúan entre 1470 y 1492 y a tenor de las diferentes fuentes históricas, entre 1430 y 1440. Carmen Romero sostiene que, dado el alto valor documental que parece haber demostrado las fuentes históricas, debe tomarse como fecha válida entre 1430 y 1440. De tal modo que el denominado volcán de Tacande, identificado con el cráter de Montaña Quemada, era anterior a la conquista de la Isla y había sido sistemáticamente confundido con la erupción de 1585, hasta entonces asociada a la erupción de 1712, poco documentada.

La colada lávica del volcán de Tacande no alcanzó el mar, pues se detuvo en el valle de Aridane, como se puede apreciar, en su recorrido desde el cráter de Montaña Quemada por tierras de El Paso hasta las proximidades del barrio de Triana. Desde el foco de emisión y su paso por los barrios altos del municipio, el curso de la lava se conserva prácticamente intacto, destacando en el paisaje por su color grisáceo característico.

Foto: José Javier Pérez Martín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: