Juan Carlos Díaz Lorenzo

White Island es el nombre de una pequeña isla deshabitada y situada al norte de Nueva Zelanda, localizada en la denominada Bay of Plenty, en la que se encuentra un volcán que ayer entró en erupción, lanzando una nube de vapor de agua. Los expertos del GNS Science han catalogado el episodio como de “menor importancia” y siguen de cerca su evolución, pues desde 2001 no había dado muestras de actividad. No hay alteraciones en el tráfico aéreo de la zona y se han prohibido las visitas de turistas.

En las horas precedentes se había registrado una intensificación de los movimientos sísmicos que predecían la reactivación del volcán, que está permanentemente monitorizado, así como expulsión de gases a través de un pequeño lago existente en su interior y la expansión cada vez mayor de burbujas que removían los sedimentos oscuros del fondo. El 11 de julio de 2013, los técnicos del GNS informaron de que se estaban produciendo  pequeños temblores “como un reloj, aproximadamente cada 70 segundos”.

El nuevo episodio eruptivo de White Island está considerado de “menor importancia”

Foto: GNS Science

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el pasado domingo, el volcán Sakurajima se encuentra de nuevo en erupción y para demostración de su poder telúrico expulsó una gigantesca nube de cenizas que alcanzó una altura estimada de unos cinco mil metros, según publica la prensa nipona. Dada su cercanía, la ciudad de Kagoshima ha sido la más afectada, pues ha quedado cubierta de cenizas y polvo en suspensión, que ha provocado dificultades respiratorias y problemas de visibilidad.

La reactivación del más activo de los volcanes japoneses, que se eleva a 1.117 metros sobre el nivel del mar, ha estado acompañada del lanzamiento de rocas incandescentes a una distancia de casi dos kilómetros desde la boca del cráter y algunos vertidos de lavas en la falda sureste. Unas horas después, ayer lunes, la actividad se había relajado considerablemente, aunque no se descartan nuevos episodios como el del pasado domingo, que ha sido espectacular.  

Espectacular columna de cenizas expulsada por el volcán Sakurajima

Foto: AFP

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La erupción del volcán Rokatenda, situado en una pequeña isla de Palue (Indonesia), ha provocado hasta ahora seis muertos, entre ellos dos menores, que dormían en una playa, informan las autoridades de la región del país asiático. Unos tres mil habitantes huyeron despavoridos cuando comenzó la expulsión de lavas y de una columna de cenizas ardientes, que se elevó a unos dos mil metros, pero seis de ellos no pudieron ponerse a salvo, posiblemente alcanzados por flujos piroclásticos, aunque este extremo no se ha confirmado, explica INVOLCAN.

La actividad del volcán indonesio se intensificó de madrugada, a unas horas en las que la mayoría de la población estaba en sus casas o en zonas que consideraban más seguras. La isla, de apenas cuatro kilómetros de ancho y de 875 m de altura, está situada  a unos dos mil kilómetros al este de la ciudad de Yakarta, capital del país. Sus habitantes están acostumbrados a los rugidos de su poderoso vecino, que les ha obligado a realizar evacuaciones inesperadas, dado el elevado riesgo. Una erupción ocurrida en 1928 provocó unos trescientos muertos. 

El volcán Rokatenda, situado al este de indonesia, de nuevo en erupción

Foto: Ndseoadventure