“Don Goyo” amenaza y mantiene en vilo a sus vecinos

abril 23, 2012

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Acostumbrados desde tiempos inmemoriales a convivir con el volcán, los miles de vecinos que rodean el cráter activo del Popocátepetl, incluso le han otorgado el trato cariñoso de “Don Goyo”. Están pendientes de su evolución y saben perfectamente que no se pueden confiar, pues en cualquier momento puede despertar y recordarles su imperante poder destructivo.

De modo que la vida continúa aunque con indiferencia aparente, pero pendientes de que en cualquier momento haya que salir corriendo. La densa columna de humo visible desde cientos de kilómetros permite,  a la caída de la noche, apreciar el fuego ígneo de la actividad incandescente, cuyas imágenes están dando la vuelta al mundo.

Desde el 13 de abril el volcán Popocátepetl, que en lengua náhuatl significa “montaña humeante”, incrementó su actividad hasta el extremo de que las autoridades han declaración la situación de alerta amarillo fase 3, que es la previa al nivel rojo 1 y han fijado un cinturón de seguridad de 12 kilómetros en torno al coloso volcánico.

Así se aprecia la actividad del volcán por la noche

"Don Goyo" ofrece este espectáculo nocturno

Por ahora el Popo está en relativa calma. El presidente de la República, Felipe Calderón, escribe en twitter: “Don Goyo amaneció relativamente tranquilo. Baja actividad sísmica. Esporádicas exhalaciones leves, vapor, gas y algo de ceniza”. El jueves de la semana pasada, el mandatario mejicano bromeó diciendo que a su gobierno “sólo falta que explote en Popo y ya completamos el cuadro. Esperemos que no”, mientras tocaba el atril de madera desde el que hablaba.

Sin embargo, en la madrugada del pasado sábado, “Don Goyo” mostró el resplandor intenso de su actividad en el cráter y tal expresión telúrica llenó de preocupación a las poblaciones aledañas. En algunos pueblos cercanos al volcán, como San Pedro Yancuitlalpan, los lugareños empezaron a decir “vámonos”, pero después el coloso se calmó, dice el medio digital mejicano informador.com. Ellos y otros muchos habitantes de localidades próximas están en vela desde hace varias noches, pendientes de lo que “Don Goyo” decida, ya que el tremor que emite es inédito e intimida. Nunca antes se había escuchado un ruido similar.

Por lo que dice el censo del Ejército mejicano, en 50 kilómetros a la redonda del volcán Popocátepetl viven 4,5 millones de habitantes, de los que 685.000 se encuentran en zona de alto riesgo. Las autoridades están preparadas por lo que pueda suceder. Desde un censo de animales –pues en ocasiones anteriores los lugareños se niegan a abandonar sus casas por el temor a los robos- hasta la previsión de la Iglesia católica de ofrecer los templos de las poblaciones próximas como refugios improvisados.

El volcán Popocátepetl, que es la segunda montaña más alta del país, se eleva a 5.452 metros de altura o colinda con los estados de Puebla, Morelos y Méjico. Es de tipo explosivo y sus expulsiones de materiales pueden alcanzar largas distancias. Algo que los mejicanos tienen presente, habida memoria de las erupciones anteriores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: