Los volcanes de Fuencaliente, los más visitados de La Palma

abril 18, 2011

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los volcanes de Fuencaliente son los más visitados de la isla de La Palma, todo ello favorecido por su fácil acceso. Aspecto bien diferente en el caso de los otros volcanes históricos, localizados en la crestería de la Cumbre Vieja, a excepción del cráter del volcán de Tacande (siglo XV), al alcance del visitante en el margen derecho de la carretera que conduce a El Refugio.

El sendero de la Ruta de los Volcanes hace posible el recorrido por la sucesión de cráteres correspondientes a las erupciones de 1949 (San Juan), 1585 (Tihuya), 1712 (El Charco) y 1646 (Martín). Paisaje de extraordinaria belleza, jalonado de otros cráteres prehistóricos que, desde la pendiente, ofrecen una visión singular.

El impresionante cráter del volcán de San Antonio, erupción que se presume con una antigüedad de unos tres mil años y el volcán de Teneguía, el más joven por ahora de los volcanes palmeros, reciben todos los días cientos de visitantes, la mayoría de los cuales pasan primero por el Centro de Visitantes de los Volcanes de Fuencaliente, situado en las inmediaciones del primero de los cráteres citados, en el que reciben información y pueden contemplar una exposición sobre la evolución geológica y volcánica de la isla.

El volcán de Teneguía, cuya erupción se produjo en octubre de 1971, mantiene casi cuarenta años después focos de calor perfectamente palpables. Existe un sendero que lleva hasta lo más alto del cráter, delimitado y seguro en su recorrido, desde el que se aprecian vistas como las imágenes que acompañan.

En las proximidades, en dirección a la vertiente occidental de la isla, se encuentra el Roque Teneguía, pitón fonolítico al que se le estima una antigüedad de unos 600.000 años, en el que se encuentran inscripciones prehistóricas y habita la flor de centaurea, así como las fisuras extrusivas de la erupción del volcán de 1677, cuyas lavas sepultaron a comienzos del año siguiente la renombrada Fuente Santa, felizmente redescubierta en 2005; y los viñedos de Los Llanos Negros, próximo al barrio de Los Quemados, donde se produce el milagro anual de la uva malvasía, que tanta fama y merecido prestigio concede a este pueblo.

Hacia la vertiente oriental encontramos otros magníficos campos de viñedos, conocido como Las Machuqueras y la Cuesta Cansada, en la pendiente sobre la falda del volcán de San Antonio, a modo de continuación del sendero que lleva hasta la Punta de Fuencaliente y discurre entre el primer brazo de lava del volcán de Teneguía.

La erupción del volcán Teneguía deja una interesante sucesión de colores

Borde interior del cráter del volcán Teneguía, visto desde la crestería

El acceso hasta la cúspide del Teneguía está delimitada y es segura

Desde lo alto del Teneguía, el cráter majestuoso del volcán San Antonio al fondo

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: