Juan Carlos Díaz Lorenzo

El volcán Sinabung, situado a unos 1.300 kilómetros al noroeste de la isla de Sumatra, está en erupción desde hace dos días, después de 400 años de aparente inactividad. El cráter, que se eleva a 2.451 metros de altitud, lanza al espacio cenizas y humos que alcanzan 1,5 kilómetros de altura y, asimismo, arroja importantes cantidades de lava.

Según informaciones de las autoridades del país asiático, al menos dos aldeanos fallecieron y otros dos resultaron gravemente heridos durante la evacuación de la población cercana, debido a ataques al corazón.  En la ladera del volcán existen 17 aldeas, en las que habitan unas doce mil personas, que han sido realojados en edificios del Gobierno y en centros religiosos de la comarca. La lava del volcán ha provocado varios incendios que queman los bosques y los campos agrícolas.

Indonesia se asienta sobre el denominado Anillo de Fuego del Pacífico, un área de gran actividad sísmica y volcánica en la que se sitúan más de 400 volcanes, de los que 129 continúan activos y 65 están calificados como peligrosos.

El cráter del volcán Sinabung, en plena actividad

Un aldeano y su hijo contemplan la erupción volcánica

Fotos: Sutanta Aditya / AFP
Anuncios