Volcán Fuego de Colima

febrero 16, 2011

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde finales de 2010 y comienzos de 2011, el volcán Fuego de Colima está registrando una intensa actividad, lo que ha motivado la declaración de alerta amarilla y la realización de simulacros en las poblaciones cercanas por parte de los Sistemas de Protección Civil de Colima y de Jalisco.

Aunque la posibilidad de una nueva erupción del coloso mexicano es evidente, las autoridades y los científicos del Observatorio Vulcanológico de la Universidad de Colima señalan que la actividad del volcán está dentro de los parámetros de normalidad. 

Con frecuencia, el volcán ruge y derrama lavas por sus laderas, se producen desprendimientos de rocas desde la cima del cono y exhala gases y vapor de agua. El cono está destapado y registra entre 25 y 30 movimientos sísmicos diarios, que causan derrumbes y ha provocado dos fisuras por las que caen los materiales.

El volcán Fuego de Colima muestra su estado de actividad

Protección Civil realiza con frecuencia simulacros en la zona de influencia del volcán Fuego de Colima, sobre todo en las zonas más cercanas –La Becerrera y La Yerbabuena-, por lo que, en el caso de que se produzca una erupción, la evacuación de la población que vive en la zona de riesgo podría realizarse en dos horas. Y eso que, como reconocen las autoridades, la gente de Yerbabuena “sigue renuente a participar en los simulacros, ya que ven a la Dirección de Protección Civil como enemiga de sus intereses”, aunque que en caso de una emergencia la población –unas 54 familias- “sabrán responder de una manera positiva”.

Por la información que ofrece el Observatorio Vulcanológico de la Universidad de Colima (www.ucol.mx), el  volcán de Fuego de Colima, situado a 3.860 metros sobre el nivel del mar, es un estratovolcán andesítico que forma parte, junto con el Nevado de Colima (4.330 metros de altitud), de un complejo volcánico situado en el Cinturón Neovolcánico Mexicano y cuyas coordenadas geográficas (19º30’44”N y 103º37’02”W) lo sitúan entre los Estados de Colima (municipios de Comala y Cuauhtémoc) y Jalisco (municipios de Tuxpan, Zapotitlán y Tonila).

El volcán Fuego de Colima, visto desde el lago Carrizalillos

A lo largo de los últimos 500 años, el volcán de Fuego de Colima ha registrado una actividad de tipo explosivo con más de treinta erupciones, entre las que destacan las de 1585, 1606, 1622, 1690, 1818, 1869, 1890, 1903 y 1913. La actividad de menor grado demuestra que en los últimos siglos el volcán ha incrementado su proceso eruptivo, y la actividad que registra justifica los estudios sobre su peligrosidad y riesgo de una nueva erupción.

En los estados de Colima y Jalisco existen un número de poblaciones vulnerables ante una posible erupción. El depósito de flujos piroclásticos, lluvia de piedra pómez y cenizas y de flujos de lodo o lahares, podrían afectar en primera instancia a las poblaciones de La Yerbabuena, La Becerrera, Barranca del Agua, Rancho El Jabalí, Suchitlán, San Antonio y Rancho la Joya, en el Estado de Colima, además de Juan Barragán, Agostadero, Los Machos, El Borobollón, Durazno, San Marcos, Tonila, Cofradía de Tonila, Causentla, El Fresnal, Atenguillo, Saucillo, El Embudo y El Chayán, en el Estado de Jalisco, y en segundo término a otras poblaciones de ambos estados un poco más alejadas, caso de Quesería, Ciudad Guzmán, Tuxpan, la ciudad de Colima, Villa de Álvarez, Comala y Cuauhtémoc, por citar algunas.

Preciosa imagen del volcán, con la proyección de la luz solar

Panorámica aérea del volcán Fuego de Colima

La erupción de 1913 produjo un cráter de unos 500 metros de profundidad que se ha llenado de lava y ha sobrepasado el nivel de los labios del cráter, formando un domo que obstruía la chimenea principal del volcán, convirtiéndose en un tapón que impedía la salida de los materiales desde el interior.

En 1991, un episodio de crecimiento de domo de lava en bloques, generó un colapso parcial que produjo derrumbes de material incandescente y lahares posteriores. La erupción de 1998 demostró que la actividad sigue el comportamiento de siglos anteriores en los cuales el ciclo eruptivo termina con un cambio en el estilo de actividad, culminando en una erupción de tipo subpliniana a pliniana y la generación de una columna eruptiva mayor a 10 kilómetros que produce lluvia de cenizas en un radio mayor a 30 kilómetros, generando además flujos piroclásticos por las pendientes hasta en un radio de 15 kilómetros, como ocurrió en 1818 y 1913.

El cráter, visto a más altura, en una imagen espectacular

Entre las más recientes erupciones del volcán de Fuego de Colima figura la del 21 de julio de 1994, que dejó un cráter en la superficie del domo formado en 1991 y alcanzó un diámetro de 130 metros por 50 metros de profundidad y provocó una ligera lluvia de cenizas en dirección oeste.

El 10 de febrero de 1999 se produjo una nueva erupción, que se repitió con menor intensidad los días 18 de febrero y 10 de mayo de 1999. El 17 de julio del citado año se registró una nueva y violenta explosión que arrojó una gran cantidad de material incandescente por los costados del cráter y levantó una columna de cenizas superior a los ocho kilómetros. Durante los meses de mayo (16, 24 y 30) y junio (2 y 5) de 2005, ocurrieron cinco procesos explosivos considerados entre los más importantes registrados por los sistemas de control del volcán a cargo de los científicos de la Universidad de Colima.

La explosión del 5 de junio de 2005 produjo flujos piroclásticos en todo el edificio volcánico y levantó una columna de cenizas superior a los cuatro kilómetros, arrastrada por los vientos hacia el sur-sureste a una velocidad aproximada de 25 Km/h. Considerando la amplitud del registro sísmico, este registro fue 1,2 veces más grande que el del 30 de mayo de 2005 y tres veces mayor que el del 17 de julio de 1999.

El gigante mejicano recuerda que está despierto y acecha

Los científicos mejicanos lo tienen controlado a distancia

Fotos: JRobertiko, Jozboyd, Matti Paavola y Observatorio Vulcanológico de la Universidad de Colima (www.ucol.mx).

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: